En la séptima jornada de la invasión a Ucrania por Rusia, el gobierno de Estados Unidos ha acelerado su paquete de sanciones contra el Kremlin, al que ahora incluye a Bielorrusia por su apoyo a Moscú.

“Estados Unidos tomará medidas para responsabilizar a Bielorrusia por permitir la invasión de Ucrania por parte de Putin, debilitar el sector de defensa ruso y su poder militar en los años venideros, apuntar a las fuentes de riqueza más importantes de Rusia y prohibir las aerolíneas rusas en el espacio aéreo estadounidense”, indica una hoja informativa desplegada por la Casa Blanca.

En primer orden, quedará prohibido que aeronaves rusas ingresen y usen el espacio aéreo nacional de los EE. UU., algo ya anunciado por el presidente Joe Biden el martes, durante su discurso sobre el Estado de la Nación; quedan así prohibidos los vuelos hacia y desde Rusia a suelo estadounidense, lo que se une al boicot implementado por una treintena de naciones.

Las sanciones adicionales incluyen restricciones “radicales” sobre Bielorrusia para sofocar su importación de bienes tecnológicos “en respuesta a su apoyo a la guerra de elección de Putin”.

En ese sentido, el Departamento de Estado impondrá “amplias sanciones” contra el sector de defensa de Moscú, que abarcan un total de 22 entidades rusas puestas bajo bloqueo comercial, según informó el Gobierno.

Washington anuncia también que impondrá controles de exportación a la refinación de petróleo, considerada una importante fuente de ingresos para el sector militar ruso.

La Asamblea General de las Naciones Unidas votó este miércoles por abrumadora mayoría a favor de reprender a Rusia por su invasión de Ucrania, en una resolución que exige a Moscú dejar la lucha y retirar sus fuerzas militares.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here