Wall Street abrió al alza el lunes, mientras que el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense tocaban máximos de tres años, ya que los inversores estaban pendientes de los beneficios empresariales y de lo que la invasión de Rusia en Ucrania podría significar para el crecimiento mundial.

Un importante recorte de expectativas de crecimiento global por parte del Banco Mundial, junto con la debilidad de las últimas cifras económicas de China en marzo, inyectaron cierto pesimismo en los mercados estadounidenses tras una semana de operaciones cortadas por las festividades de Semana Santa.

También se espera que los resultados acaparen la atención de los inversores esta semana, ya que varias firmas importantes tomaron sus cifras trimestrales. Bank of America comenzó la semana presentando unos beneficios trimestrales para el primer superior a los previstos.

Los principales índices de Wall Street subían en torno al 0,15%. Los mercados estaban cerrados en Australia, Hong Kong y muchas partes de Europa por las festividades de Pascua.

La perspectiva de una subida de la agresividad de las tasas por parte de la Reserva Federal contribuyó a que el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos alcanzara máximos de tres años. La nota referencial a 10 años operaba al 2,8354% tras tocar el 2,884%, su máximo desde diciembre de 2018.

[Con información de Reuters]

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here