El vicepresidente de Taiwán, William Lai, dice que la isla autónoma no se dejará intimidar por las amenazas de China continental.

Lai hizo los comentarios en un almuerzo el domingo en la ciudad de Nueva York, un día después de llegar en una escala en su camino a Paraguay para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente del país sudamericano.

Dijo a sus seguidores que «una vez más, en este momento y lugar, no importa cuán grande sea la amenaza del autoritarismo para Taiwán, absolutamente no estaremos asustados ni acobardados, defenderemos los valores de la democracia y la libertad».

Lai, un médico educado en Harvard convertido en político, es el favorito en las próximas elecciones presidenciales de Taiwán.

Anteriormente se ha descrito a sí mismo como un «trabajador práctico por la independencia de Taiwán», pero en la campaña electoral ha subrayado que no busca cambiar la situación actual. También ha expresado su voluntad de ser amigo de China.

El vicepresidente de Taiwán, William Lai, llega para asistir a la toma de posesión del presidente electo de Paraguay, Santiago Peña, en Luque, Paraguay, el 14 de agosto de 2023. REUTERS/Cesar Olmedo
El vicepresidente de Taiwán, William Lai, llega para asistir a la toma de posesión del presidente electo de Paraguay, Santiago Peña, en Luque, Paraguay, el 14 de agosto de 2023. REUTERS/Cesar Olmedo

China reclama a Taiwán como parte de su territorio nacional, aunque la isla se ha autogobernado desde que se separó del continente gobernado por los comunistas en 1949 después de una larga guerra civil. Beijing ha prometido anexar la isla por cualquier medio necesario, incluida una invasión militar.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China emitió un comunicado el domingo en el que denunció a Lai como un «alborotador de principio a fin» que «se aferra obstinadamente a la posición separatista de la ‘independencia de Taiwán'».

El ministerio también dijo que China «deplora y condena enérgicamente la decisión de Estados Unidos de organizar la llamada escala», y agregó que Beijing se opone firmemente «a que el gobierno de Estados Unidos tenga cualquier forma de contacto oficial con la región de Taiwán».

El ministerio advirtió que podría tomar «medidas firmes y enérgicas» en respuesta a la visita.

China ha desplegado 79 aviones militares y 23 buques de guerra en áreas cercanas a Taiwán desde el domingo, según el Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán. Entre ellos, 25 naves militares cruzaron la línea media del Estrecho de Taiwán o invadieron la zona de identificación de defensa aérea del suroeste y sureste de Taiwán.

Durante el año pasado, China realizó dos ejercicios militares a gran escala alrededor de Taiwán en respuesta a visitas de funcionarios de EEUU.

Uno fue después de un viaje de la entonces presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en agosto pasado y nuevamente en abril, cuando la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, se reunió con el actual presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, en California.

Después de la escala de Tsai en California y la reunión con McCarthy y otros legisladores estadounidenses, Beijing realizó un ejercicio militar de varios días al estilo bloqueo alrededor de Taiwán.

Lai hizo paradas de tránsito similares en EEUU en enero de 2022 como parte de su viaje a Honduras. Durante esas escalas conversó en línea con Pelosi y la senadora Tammy Duckworth, y se reunió con miembros de la comunidad taiwanesa.

Laura Rosenberger, presidenta del Instituto Estadounidense en Taiwán, una organización sin fines de lucro administrada por el gobierno de EEUU que maneja las relaciones no oficiales con la isla, confirmó en la plataforma de redes sociales X, antes Twitter, que se reuniría con Lai en San Francisco el miércoles cuando regrese de Paraguay.

Los candidatos presidenciales taiwaneses han visitado EEUU durante las campañas electorales en el pasado, pero los expertos dicen que el papel de Lai como vicepresidente en funciones de Taiwán hará que Washington maneje su tránsito con más cuidado porque no quiere que se perciba que apoya a Lai.

«Estados Unidos no puede tratar a Lai demasiado bien ni demasiado mal, por lo que dejarlo transitar por Nueva York y San Francisco es un compromiso en mi opinión», dijo a la Voz de América Chen Fang-yu, politólogo de la Universidad Soochow en Taiwán.

Chen agregó que en un momento en que Washington espera tener un mayor compromiso militar y diplomático con China, con Washington invitando al ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, a visitar Washington el próximo mes, intentará hacer que las escalas de Lai sean «menos formales» para evitar desencadenar una reacción exagerada de Beijing.

[Parte de la información de este informe provino del periodista de VOA en Taipéi, Taiwán, William Yang, Reuters y Agence France-Presse]

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here