El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) informó que, el domingo, 169 niños haitianos habían sido expulsados y retornados junto a sus padres desde Estados Unidos y Cuba a Puerto Príncipe, Haití.

El comunicado explica que la mayoría de ellos había abandonado la isla caribeña entre “dos o tres semanas después del terremoto” que se registró en agosto. Su intención, según informa UNICEF, era llegar a Estados Unidos en busca de protección humanitaria por parte de las autoridades norteamericanas.

“La mayoría de los niños haitianos y sus padres que fueron expulsados ayer son de la península sur de Haití, que fue golpeada por un gran terremoto en agosto pasado. Salieron del país a principios de septiembre porque lo habían perdido todo”, dijo Bruno Maes, representante de UNICEF en Haití, al tiempo que advertió que “es probable que estos niños vuelvan a irse a Estados Unidos a menos que se creen las condiciones para que puedan vivir una vida digna en sus comunidades”.

El 80% de los niños son menores de 5 años

El domingo, siete vuelos procedentes de Cuba y uno de Estados Unidos trasladaron a decenas de familias haitianas, entre los que se encontraban 73 niñas y 96 niños, de vuelta a Haití. El organismo internacional, que vela por los derechos de los más pequeños en todo el mundo, recalcó que, según sus propias estimaciones, alrededor del 80% de los niños son menores de 5 años.

“Muchos habían salido de Haití en botes improvisados y se informó que al menos dos personas murieron cuando su bote volcó frente a las costas cubanas”, agrega el comunicado.

Al mismo tiempo, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) denunció que el domingo 1.069 personas fueron expulsadas de Estados Unidos y Cuba, y que el 34% de ellos eran mujeres y niños.

Huyeron del terremoto de agosto

Además de los siete vuelos, un barco también trasladó hasta La Saline, a las afueras de la capital haitiana, a 348 migrantes, entre los que se encontraban 12 niñas y 26 niños. “Muchos de ellos dijeron que habían partido de la comuna sureña de Pestel, la más afectada por el terremoto. UNICEF también identificó al menos a cuatro niños no acompañados entre los niños expulsados de Cuba”, expone el comunicado.

“Los hombres, mujeres y niños haitianos que perdieron casi todo en el terremoto emprendieron un peligroso viaje en botes improvisados llamados ‘kanntè’ con poca o ninguna seguridad para encontrar una vida mejor para ellos y los que dejaron atrás. Los niños entre estos migrantes a menudo son indocumentados y corren un alto riesgo de (ser víctimas de) trata de niños y explotación y abuso sexual”, indicó.

De acuerdo a la OIM; 7.621 hombres, mujeres y niños “fueron expulsados de Estados UNiods en vuelos chárter entre el 19 de septiembre y el 9 de octubre, y más de la mitad son mujeres y niños”, que representan el 18,7% de los migrantes que regresan de Estados Unidos en avión.

UNICEF pide “un apoyo acelerado a las poblaciones haitianas expulsadas para reconstruir sus vidas y ayudar a los niños a recuperar el acceso a los servicios de salud y volver a la escuela”.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here