El presidente Donald Trump se dispone a ofrecer su discurso anual sobre el Estado de la Unión el martes, en el que se espera que aborde la severa crisis política y social que atraviesa Venezuela y el controvertido tema del muro fronterizo con México.

 

También la economía estará en el discurso, así como otros asuntos de política exterior, entre ellos las conversaciones sobre desnuclearización en Corea del Norte y el retiro de las tropas en Afganistán.

 

El discurso del Estado de la Unión es un evento anual. Su realización se basa en la Constitución estadounidense, en virtud de la cual el presidente «debe ocasionalmente darle información al Congreso sobre el Estado de la Unión y recomendar a su consideración ciertas medidas que él considere necesarias y oportunas».

 

El primero lo pronunció ante el Congreso el presidente George Washington el 8 de enero de 1790.

Al discurso de Trump ha sido invitado Carlos Vecchio, representante en Estados Unidos del gobierno encargado en Venezuela que lidera el joven opositor Juan Guaidó. La invitación la cursó el senador republicano por Florida, Marco Rubio.

 

Rubio ha sido clave en la política de Estados Unidos de brindar apoyo a Guaidó y presionar para la salida del presidente en disputa, Nicolás Maduro.

 

Justo detrás de Trump estará durante el discurso la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien mantuvo a los demócratas unidos contra el presidente en una brutal lucha por el financiamiento del muro fronterizo con México que provocó el cierre parcial más largo del gobierno en la historia del país.

 

El discurso se produce una semana después de la fecha programada originalmente para el 29 de enero, luego de que Pelosi le impidiera a Trump pronunciarlo hasta que el gobierno reabriera sus puertas.

 

bloomberg_ee_uu__portada_donald_trump_discurso_estado_de_la_union_enero_2018_1.jpg_402446276

 

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que el tema del discurso de este año es «elegir la grandeza». Se espera que el presidente exponga su posición sobre el tema de la inmigración y la seguridad fronteriza, hable sobre la protección de los trabajadores estadounidenses con acuerdos comerciales con China y la sustitución del TLCAN, sobre el costo de la atención médica y los medicamentos recetados, así como los esfuerzos diplomáticos y militares en todo el mundo para detener «guerras extranjeras sin fin».

 

La Casa Blanca adelantó además que Trump se dirigirá a la nación en un «tono unificador, bipartidista y optimista», después de dos años de tensas relaciones y duros ataques personales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here