El presidente Donald Trump dijo el martes que quiere ordenar el final del derecho constitucional que permite conceder la ciudadanía a los hijos nacidos en territorio estadounidense de padres no residentes e inmigrantes en situación irregular.

 

Las declaraciones de Trump, hechas a la serie documental «Axios» de HBO, llegan en medio de su campaña para imponer estrictas políticas migratorias antes de los comicios legislativos de la próxima semana.

 

El mandatario dijo que lo puede hacer firmando una orden ejecutiva: «Siempre me dijeron que necesitaba una enmienda constitucional. ¿Adivina qué? No hace falta», dijo a Axios.

 

El paso parece otra forma de centrarse en la inmigración con vistas a animar su base y ayudar a los republicanos a retener el control del Congreso en las elecciones del 6 de noviembre.

 

Una persona al tanto del debate interno en la Casa Blanca dijo a The Associated Press que el tema del derecho a la ciudadanía por haber nacido en territorio estadounidense ha sido abordado varias veces en el último año pero que hay algunos dentro del mismo gobierno que se oponen a esa medida.

 

Funcionarios del gobierno dicen que es poco probable que se tome una decisión sobre el tema antes de las elecciones del 6 de noviembre.

 

Revocar la nacionalidad por nacimiento podría desencadenar una batalla legal sobre la capacidad unilateral del presidente de cambiar una enmienda a la Constitución.

 

La 14ta Enmienda permite que «todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos y sometidas a su jurisdicción sean ciudadanos de Estados Unidos y de los Estados en que residen».

 

Intentar poner fin a la llamada ciudadanía por derecho de nacimiento recogida en la Enmienda 14ta apuntaría directamente a la Constitución y probablemente generará batallas legales inmediatas y una posible oposición en el Congreso.

 

Cambiar una enmienda en la Constitución requeriría el apoyo de dos tercios de la Cámara de Representantes de EE.UU. y el Senado y el respaldo de tres cuartas partes de los órganos legislativos estatales en una convención constitucional.

 

naci

 

Sin embargo, Trump dijo que había hablado con su asesor legal y que le habían notificado que podía realizar el cambio por su cuenta, en contra de la opinión de muchos expertos constitucionales.

 

Consultado por la legalidad de una orden ejecutiva de este tipo, Trump dijo: «Están diciendo que puedo hacerlo solo con una orden ejecutiva».

 

Sin embargo, expertos en temas legales afirman que Trump no tiene autoridad para negar la ciudadanía mediante un decreto presidencial.

 

Pero Trump aseguró en el fragmento de entrevista publicado el martes que Estados Unidos es «el único país en el mundo» donde una persona viene, tiene un bebé y el bebé adquiere la ciudadanía y sus beneficios.

«Es ridículo. Ridículo. Y tiene que acabar», advirtió sobre la enmienda que tiene 85 años de vigencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here