El gobierno de Taiwán dijo el miércoles que estaba endureciendo las restricciones a las exportaciones a Rusia como parte de las sanciones contra el país por su invasión a Ucrania, detallando reglas para evitar que la tecnología y los chips se utilicen con fines militares.

Taiwán condenó el ataque de Rusia y ya se unió al esfuerzo de sanciones liderado por Occidente, aunque es en gran parte simbólico, ya que solo hay un comercio directo mínimo entre la isla y Rusia.

El gabinete de Taiwán dijo en un anuncio que cualquier empresa que desee exportar una larga lista de productos relacionados con la tecnología a Rusia deberá solicitar permiso.

La medida se tomó “para evitar que nuestro país exporte productos de alta tecnología a Rusia para la producción de armas militares”, agregó el gabinete.

La lista incluye equipos para fabricar semiconductores, en cuya producción Taiwán es líder mundial, así como láseres y sistemas de navegación.

El Ministerio de Economía agregó en una declaración separada que «insta a la industria a seguir las leyes de control de exportaciones, realizar la debida diligencia antes de exportar y evitar exportar productos de la ‘lista de exportación rusa’ que pueden usarse para la proliferación de armas a Rusia sin aprobación».

Dijo que había elaborado la lista basándose en lo que estaban haciendo otros países aliados y que en total cubría 57 «artículos controlados».

Un funcionario estadounidense dijo la semana pasada que TSMC 2330.TW de Taiwán, el fabricante de chips por contrato más grande del mundo, había salido del mercado ruso, cortando el acceso SPN.AX del Centro de Tecnologías SPARC de Moscú a los chips Elbrus, que son ampliamente utilizados en la inteligencia rusa y sistemas militares.

La difícil situación de Ucrania ha ganado una amplia simpatía pública en Taiwán debido a lo que muchas personas ven como los paralelismos entre lo que está sucediendo en el país europeo y lo que podría suceder si China alguna vez usa la fuerza para poner la isla que reclama como su propio territorio bajo el control chino.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here