El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo el miércoles a sus aliados que el retiro de las tropas estadounidenses de Siria no es «el final de la lucha de Estados Unidos» y les pidió que volvieran a comprometerse para derrotar permanentemente al Estado Islámico en Siria e Irak.

 

Dirigiéndose a aproximadamente 79 socios de la coalición reunidos en Washington para discutir los próximos pasos en el conflicto en Siria, Pompeo admitió que el Estado Islámico sigue siendo una amenaza.

 

«El anuncio del presidente (Donald) Trump de que las tropas estadounidenses se retirarán de Siria no es el final de la lucha de Estados Unidos (…) La reducción de tropas es esencialmente un cambio táctico, no es un cambio en la misión», enfatizó Pompeo ante los aliados.

 

Además indicó Pompeo que «no cambia la estructura, el diseño ni las autoridades en las que se basa la campaña».

Expresó que simplemente representa una nueva etapa en una vieja lucha. «La reducción estará bien coordinada y nuestras prioridades políticas en Siria se mantendrán sin cambios», dijo.

 

«Nuestra coalición debe continuar apoyando al gobierno de Irak y sus esfuerzos para asegurar las áreas liberadas de ese país», expresó Pompeo. «Debemos volver a comprometernos con el objetivo de derrotar permanentemente a ISIS».

 

torp

 

Un comunicado emitido previamente adelantó la postura estadounidense presentada el miércoles: «El Departamento de Estado de Estados Unidos desea reafirmar su compromiso con la Coalición y sus objetivos. La Coalición Global de 79 miembros para derrotar a ISIS ha trabajado diligentemente desde 2014 para reducir la amenaza que ISIS representa para la seguridad internacional y de nuestra patria».

 

El texto previo a la reunión indicó que las operaciones de la coalición han liberado todo el terreno que una vez controló ISIS en Irak y más del 99 por ciento en Siria, incluidas las ciudades clave en ambos países.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here