Los legisladores estadounidenses tienen un mes ajetreado por delante, ya que enfrentan fechas límite para importantes acciones presupuestarias y de defensa, y lo que los demócratas esperan sea la finalización de una colección de 2 billones de dólares de programas de atención médica, clima y servicios familiares.

El tema más urgente para el Congreso es la financiación del gobierno federal. Un acuerdo provisional anterior a fines de septiembre permitió a las agencias gubernamentales continuar operando hasta el 3 de diciembre, pero eso significa que para el viernes debe haber un nuevo acuerdo para evitar un cierre del gobierno.

Poco después, el Congreso deberá abordar el límite de la deuda elevando el nivel actual o suspendiendo el límite sobre la cantidad de deuda que el Departamento del Tesoro puede emitir. Sin ninguna acción, el gobierno tendría que retrasar los pagos o incluso incumplir algunas de sus obligaciones de deuda, con posibles complicaciones para los mercados financieros y la economía mundial.

La fecha exacta de una fecha límite de deuda es difícil de precisar porque implica equilibrar los compromisos de gasto del gobierno con el flujo de dinero al Tesoro. Pero la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha dicho que el límite de deuda podría alcanzarse el 15 de diciembre.

Los legisladores también están trabajando para aprobar el proyecto de ley anual de gastos de defensa conocido como Ley de Autorización de Defensa Nacional antes de fin de año. La medida, que autoriza asignaciones para el Departamento de Defensa y establece las políticas del Pentágono, tiene una larga historia de unir a demócratas y republicanos, habiendo sido aprobada todos los años desde 1961. La versión de este año tiene un precio de alrededor de 768.000 millones de dólares.

Los demócratas también esperan obtener una de las principales iniciativas de política del presidente Joe Biden en el Congreso en las próximas semanas al obtener la aprobación del Senado para el programa de 2 billones de dólares que incluye elementos como un crédito tributario por hijos, ayuda para la vivienda, incentivos para combatir el cambio climático y esfuerzos para limitar los costos de los medicamentos recetados.

La Cámara de Representantes liderada por los demócratas aprobó el paquete sin los votos de ningún republicano. La medida enfrenta más incertidumbre en el Senado, donde los demócratas tienen una mayoría aún menor.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here