Rusia acusó el jueves a Estados Unidos de intentar usurpar el poder en Venezuela y advirtió contra una intervención militar en el país sudamericano, en rotundo enfretamiento a Washington y la Unión Europea, que respaldaron las protestas contra Nicolás Maduro y al gobierno interino del opositor Juan Guaidó.

 

El presidente Vladimir Putin es estrecho aliado de Maduro en Caracas. La protesta de su gobienro sigue a los sucesos registrados en Venezuela el miércoles, que incluyó la juramentación como presidente interino de Venezuela del líder de la oposición venezolana Juan Guaidó, que contó con el reconocimiento de Trump y países de la región y el mundo.

 

El escenario basado en la salida del poder de Maduro es crítico para Rusia, que junto a China se ha convertido en un prestamista de recursos para Caracas, a quien ha entregado miles de millones de dólares en medio de la gran crisis que vive su economía. Moscú también ha prestado apoyo a su industria militar y petrolera.

 

Rusia apuntó a Estados Unidos en una rotunda declaración: «Consideramos que el intento de usurpar la autoridad soberana en Venezuela contradice y viola la base y principios de la ley internacional», dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

 

Indicó además que Rusia no ha recibido solicitud de ayuda militar por parte de Venezuela. El portavoz no especificó cuál sería su respuesta si lo hiciera. Maduro, que se reunió con su par ruso, Vladimir Putin, en Moscú en diciembre, es el presidente legítimo, afirmó Peskov.

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso se quejó de que Washington busca determinar el destino de otras naciones recurriendo a la antigua estrategia de intentar derrocar a un gobierno no deseado.

 

En este sentido, pidió a Washington que no intervenga militarmente y lanzó una velada amenaza: «Advertimos contra estas aventuras, que pueden tener consecuencias catastróficas», señaló.

 

fueraa

 

En la misma línea reaccióno el gobierno de China. Hua Chunying, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, llamó a todas las partes a encontrar una solución pacífica de forma calmada y razonable.

 

«China apoya los esfuerzos hechos por el gobierno venezolano para proteger la soberanía, independencia y estabilidad del país», dijo Hua durante una rueda de prensa regular en Pekín.

 

«Quiero enfatizar que sanciones externas o interferencia normalmente complican aun más la situación y no ayudan a resolver los problemas reales», agregó la funcionaria.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here