Autoridades de manejo de desastres en Guatemala pidieron el domingo que diez comunidades, de tres departamentos del país, evacuen y se dirijan a zonas seguras tras el incremento de la erupción del Volcán de Fuego.

 

El Volcán de Fuego está ubicado entre los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, en la zona centro-sur del país. Es tipo estratovolcán (activo) y tiene una altura de 3.763 metros.

 

El vocero de la Coordinadora Nacional Para la Reducción de Desastres (Conred), David de León, dijo a The Associated Press que diez comunidades deberían ser evacuadas debido a que el domingo por la mañana inició una nueva fase eruptiva del volcán.

 

De León agregó que al menos 2.000 personas viven en dichas áreas y que a pesar del llamado a evacuar serán las comunidades y sus líderes que decidan el momento de hacerlo.

 

«Se ha monitoreado durante el día la actividad del volcán y debido a que la intensidad de la erupción se mantiene, hemos hecho el llamado a los alcaldes locales para la evacuación», dijo De León, quien explicó que esto era en forma preventiva para resguardar la vida de las personas.

 

En un boletín de prensa, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), dijo que flujo piroclástico (material incandescente que incluye agua, piedras, palos) ha descendido de una de las laderas del volcán.

 

«Las explosiones que son moderadas y fuertes generan una columna a una altura de 5.200 metros sobre el nivel del mar (17.060 pies) en las direcciones oeste, suroeste y noreste», dijo el Insivumeh. Agregó que también se ha dispersado ceniza y que la lava se eleva a 500-600 metros sobre el cráter.

 

Las autoridades de manejo de desastres del municipio de Escuintla emitieron una alerta roja debida a la emergencia.

 

wate

 

La primera comunidad en salir fue Sangre de Cristo, ubicada en el departamento de Chimaltenango, en donde 34 personas, abandonaron sus hogares para ponerse a salvo, a kilómetros del volcán, confirmó De León.

 

El 3 de junio, el coloso hizo erupción matando a 194 personas y dejando por lo menos 234 desaparecidos, aunque organizaciones de apoyo a las comunidades insisten en que hay miles de extraviados.

 

La organización Antigua Al Rescate, quienes han mantenido apoyo a las comunidades de San Miguel Los Lotes, que fue sepultada casi en su totalidad por la erupción de junio, denunció a través de sus redes sociales que varios pobladores se encontraban confundidos y sin ayuda gubernamental para evacuar.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here