BOGOTÁ – Con las unidades de cuidados Intensivos prácticamente al tope en las principales ciudades del país, masivas aglomeraciones en las calles por el paro nacional y cifras récord en materia de contagios y muertes por COVID-19, Colombia reabrió desde el pasado 1 de junio los sectores económicos que aún estaban paralizados.

Esto pese a que el ministro del Interior, Daniel Palacios, había advertido que las ciudades con situaciones más graves deberán continuar con restricciones.

“En los municipios donde haya ocupación inferior al 85%, en esos municipios queda activada la vida social y económica, en los municipios donde haya ocupación superior al 85%, las discotecas y los lugares de baile, así como las aglomeraciones públicas, todavía no están autorizadas, pero los bares, los restaurantes podrán operar de manera normal, obviamente en cumplimiento de los protocolos de bioseguridad”, señaló el funcionario.

Reapertura: «necesaria y estratégica»

La reapertura fue aplaudida por los gremios económicos, fuertemente golpeados por la pandemia. Jaime Alberto Cabal, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, señaló que la medida es “necesaria y estratégica para la reactivación económica del país”.

Por su parte, desde la asociación de bares, Asobares, hicieron un llamado a los gobernadores y alcaldes para apoyar la reactivación y rescate de estas empresas, fuertemente afectadas por la pandemia.

Mediante un comunicado, reiteraron su solicitud para “la eliminación de las fracasadas restricciones y la adopción de medidas alternativas que promuevan la recuperación de la economía, incluida la nocturna”.

Pese a que ciudades como Bogotá, Cali y Medellín se encuentran en el pico más alto de la pandemia y de la ocupación de sus unidades de cuidados intensivos, determinaron que a partir del 8 de junio reabrirán la vida social ante la crisis social y económica manifestada por la población, que justamente ha expresado el inconformismo en el paro nacional, que ya completa 35 días.

“Desde el 28 de abril, la ciudadanía en Bogotá y en el resto del país, nos ha mandado un mensaje distinto, priorizó otras cosas sobre el fenómeno epidemiológico, de modo que a partir del 8 de junio el mensaje es a redoblar el autocuidado”, señaló Alejandro Gómez, secretario de salud de Bogotá.

Crisis sanitaria

Carissa Etienne, directora de Organización Panamericana de la Salud, indicó el miércoles que “Colombia presenta la tasa de infección más alta de América del Sur. En ciertas zonas del país casi se ha triplicado el número de nuevos casos”.

Etienne también señaló que, en medio de la crisis sanitaria que vive la región, “las vacunas efectivas representan una luz de esperanza, y debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para obtener más dosis para todos los países de la Región de las Américas”.

Aunque entienden la crisis social y económica que atraviesa el país, los gremios médicos expresaron su preocupación ante un posible colapso del sistema de salud, por el incremento de la transmisión comunitaria del COVID-19.

La infectóloga Yesica Giraldo dijo que hay que adoptar medidas urgentes para contener los contagios y las muertes relacionadas con el nuevo coronavirus. “Ante el incremento de este riesgo que será inevitable, se necesita tener un plan de políticas pÚblicas mucho más fuertes como el incremento notorio en la realización de pruebas”, aseguró la experta.

Mientras el país completó 10 millones de dosis de vacunas aplicadas, los expertos señalaron que, cada vez, las unidades de cuidados intensivos están más llenas de personas jóvenes, justamente el grupo poblacional más activo en la reapertura de la vida social y económica.

Hoy en Colombia los porcentajes de ocupación de las unidades de cuidado intensivo están por encima del 90% en la mayoría de ciudades, y con pacientes entre los 18 años y los 45 años, en su gran mayoría, quienes están perdiendo la batalla contra esta enfermedad”, aseguró Camilo Pizarro, presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Crítica.

Los expertos señalan que ante la reapertura que se hace necesaria y mientras no se alcance el nivel de vacunación que acerque a la población a la denominada “inmunidad de rebaño”, el autocuidado es la alternativa para continuar haciendo frente al COVID – 19.

Escuche
Colombia: Reacciones reapertura económica
00:00 / 00:00
Según informó el Ministerio de Salud y Protección Social, Colombia recibió el miércoles 538.200 vacunas de la farmacéutica Pfizer, cifra con la cual el país llega a 14’823.244 dosis, para continuar con el Plan Nacional de Vacunación que busca inmunizar a 35,2 millones de personas, es decir, el 70 por ciento de la población.
Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here