El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el martes que Moscú está listo para las conversaciones con Estados Unidos y la OTAN sobre los límites para el despliegue de misiles y la transparencia militar, en una nueva señal de alivio de las tensiones entre el este y el oeste. La declaración se produjo después de que Rusia anunció que retirará algunas tropas de los ejercicios que han generado temores de una posible invasión de Ucrania.

Hablando después de las conversaciones con el canciller alemán Olaf Scholz, Putin dijo que Estados Unidos y la OTAN rechazaron la demanda de Moscú de mantener a Ucrania y otras naciones exsoviéticas fuera de la OTAN, detener los despliegues de armas cerca de las fronteras rusas y hacer retroceder las fuerzas de la alianza en Europa del Este.

Pero Estados Unidos y la OTAN acordaron discutir una serie de medidas de seguridad que Rusia había propuesto previamente.

Putin dijo que Rusia está lista para entablar conversaciones sobre la limitación del despliegue de misiles de alcance intermedio en Europa, la transparencia de los simulacros y otras medidas de fomento de la confianza, pero enfatizó la necesidad de que Occidente preste atención a las principales demandas de Rusia.

El canciller alemán Olaf Scholz en Moscú durante su reunión el presidente ruso, Vladimir Putin, el martes, 15 de febrero de 2022.
El canciller alemán Olaf Scholz en Moscú durante su reunión el presidente ruso, Vladimir Putin, el martes, 15 de febrero de 2022.

La declaración siguió al anuncio del Ministerio de Defensa ruso de una retirada parcial de las tropas después de los ejercicios militares, lo que se suma a las esperanzas de que el Kremlin no invada Ucrania de manera inminente. El ejército ruso no dio detalles sobre de dónde se retiraban las tropas o cuántas.

Scholz dijo que está de acuerdo en que las opciones diplomáticas están “lejos de agotarse”. El anuncio de la retirada de las tropas es una “buena señal”, indicó, y agregó que espera que “sigan más”.

El anuncio impulsó a los mercados financieros mundiales y al sufrido rublo después de semanas de escalada en el peor enfrentamiento entre el este y el oeste de Europa en décadas. Se produjo un día después de que el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia indicara que el país estaba listo para seguir hablando sobre los problemas de seguridad que llevaron a la crisis de Ucrania, un gesto que cambió el tenor después de semanas de tensiones.

Horas antes de la declaración del Ministerio de Defensa de Rusia sobre las tropas, un funcionario de defensa de EE. UU. dijo que las unidades rusas se estaban acercando a la frontera con Ucrania, no alejándose de ella. Y los funcionarios occidentales continuaron advirtiendo que el ejército ruso podría atacar en cualquier momento, con algunos flotando el miércoles como un posible día de invasión. El jefe de la OTAN dijo que la alianza aún no tenía pruebas de una retirada rusa.

[Con información de The Associated Press]

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here