Un helicóptero de la Armada iraní voló a 23 metros del buque anfibio de la fuerza armada de Estados Unidos mientras viajaba en el Golfo de Omán la semana pasada, según el Pentágono.

El secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, dijo a los periodistas el lunes que el helicóptero «operó de una manera insegura y poco profesional», volando tan bajo como a tres metros de la superficie del agua y dando tres vueltas al USS Essex.

«Cuando tienes otra fuerza armada, en este caso la Armada de Irán, que vuela así, definitivamente corres el riesgo de algún tipo de escalada y un error de cálculo», dijo Kirby.

En respuesta a los comentarios de Kirby, IRNA, la agencia de noticias oficial de Irán, acusó al portavoz del Pentágono de intentar «justificar la presencia militar ilegal de Estados Unidos en la región».

Un funcionario de defensa de Estados Unidos dijo a la VOA que el incidente ocurrió el 11 de noviembre. Un video que circula en los canales iraníes de Telegram parece mostrar unos 45 segundos del encuentro desde la perspectiva de la cabina del helicóptero iraní.

El incidente se produce apenas una semana después de que varios drones, supuestamente iraníes, volaran en una «interacción insegura» con el USS Essex en el Estrecho de Ormuz.

Un funcionario estadounidense, que habló con la VOA bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado para discutir la situación, dijo que los drones volaron a unos 1.500 metros del buque anfibio de la Armada estadounidense el 2 de noviembre.

También se produce después de que el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán afirmó que había frustrado un intento de Estados Unidos de detener un petrolero que transportaba petróleo de la República Islámica en el Mar de Omán, una afirmación que el Pentágono calificó de «absoluta, totalmente falsa».

A principios de este mes, Kirby dijo que en realidad fueron las fuerzas de Irán las que incautaron y abordaron ilegalmente un buque mercante a fines de octubre en el Mar de Omán.

Las tensiones han sido altas entre Teherán y Washington en medio de conversaciones estancadas sobre la reactivación del acuerdo nuclear de 2015 de Irán con las potencias mundiales. El acuerdo levantó las sanciones globales a cambio de que Teherán redujera su programa de enriquecimiento de uranio.

El expresidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo en 2018 y volvió a imponer sanciones estadounidenses a Irán. Luego, Teherán violó los límites sobre el enriquecimiento de uranio que habían sido establecidos por el acuerdo.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here