VATICANO, 13 Ago. 21 (ACI Prensa).– El Papa Francisco destacó este 13 de agosto la importancia de la oración debido a que “oxigena la vida” por lo que concluyó que no se puede “ser cristiano sin rezar”.

Así lo dijo el Santo Padre en un mensaje a través de su cuenta oficial de Twitter @Pontifex_es en el que advirtió que “así como no se puede vivir sin respirar, tampoco se puede ser cristiano sin rezar”.

 

La oración oxigena la vida: así como no se puede vivir sin respirar, tampoco se puede ser cristiano sin rezar.

— Papa Francisco (@Pontifex_es) August 13, 2021

 

 

El Papa Francisco impartió una larga serie de catequesis sobre la oración durante las tradicionales Audiencias Generales de los miércoles en la cual utilizó diferentes imágenes para ayudar a los fieles a aprender a rezar.

En varias ocasiones, el Santo Padre ha colocado como modelo de oración a Jesús para recordar que Cristo “no fue un filántropo que se hizo cargo de los sufrimientos y de las enfermedades humanas” sino que “fue y es mucho más”.

En esta línea, “la oración es una de las características más evidentes de la vida de Jesús. Jesús rezaba y rezaba mucho. Durante su misión, Jesús se sumerge en ella, porque el diálogo con el Padre es el núcleo incandescente de toda su existencia”.

Entre los ejemplos presentados, el Santo Padre describió que “en medio del drama, en el dolor atroz del alma y del cuerpo, Jesús reza con las palabras de los salmos; con los pobres del mundo, especialmente con los olvidados por todos” y pronunció “las palabras del Salmo 22: ‘Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?’ Él sentía el abandono y rezaba”.

Asimismo, el Papa subrayó que “Jesús reza en las horas decisivas de la pasión y de la muerte” y “con la Resurrección el Padre responderá a su oración”.

“La oración de Jesús es intensa, la oración de Jesús es única, y también se convierte en el modelo de nuestra oración”, añadió entonces el Pontífice.

En otra ocasión, el Santo Padre explicó cómo rezar con las Sagradas Escrituras y describió los tres pasos del método de la “lectio divina”.

En ese mismo día, el Papa señaló que la Palabra de Dios no se puede leer como una novela, ni recitarse como loros, sino que la Biblia se dirige “al corazón”.

“Las palabras de la Sagrada Escritura no han sido escritas para quedarse atrapadas en el papiro, en el pergamino o en el papel, sino para ser acogidas por una persona que reza, haciéndolas brotar en su corazón”, afirmó el Papa.

Por último, el Santo Padre indicó que “la prueba de la oración es el amor concreto por el prójimo” porque la oración “no es un ‘encerrarse’ con el Señor para maquillarse el alma”, sino que es un encuentro con Dios para “dejarse enviar al servicio de los hermanos”.

“No debe existir dicotomía en la vida de quien reza, no hay diferencia: se está delante del Señor y se va al encuentro de los hermanos a los que Él envía. La oración no es un ‘encerrarse’ con el Señor para maquillarse el alma, no, esto no es oración, esta es oración fingida, la oración es un encuentro con Dios y un dejarse enviar al servicio de los hermanos”, advirtió el Papa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here