Casi 40 países planean presentar a la Asamblea General de Naciones Unidas un proyecto de resolución que reuniría a ese foro cada vez que alguno de los cinco países con derecho a veto en el Consejo de Seguridad ejerciera ese derecho.

La moción está siendo encabezada por Liechtenstein, que informó por Twitter el martes que el plan es presentar formalmente el proyecto la próxima semana para que pueda ser adoptada por la Asamblea General.

“La resolución es un paso real para empoderar a la Asamblea General y fortalecer el multilateralismo”, dijo Liechtenstein.

En caso de que fuera adoptada, la Asamblea se reuniría cada vez que alguno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China) vetara algún proyecto de resolución.

La Asamblea General recientemente jugó un papel principal al convocar a una sesión especial de emergencia y resaltar el aislamiento internacional de Rusia por su guerra en Ucrania.

En dos votaciones en la Asamblea General, Rusia recibió una condena por su agresión y se llamó a permitir la entrada de ayuda humanitaria en Ucrania. En el Consejo de Seguridad, Rusia bloqueó dos resoluciones: una con el veto y la otra con la amenaza de ejercerlo.

En una tercera votación la semana pasada, la Asamblea suspendió a Rusia de su puesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Estados Unidos respalda la moción de Liechtenstein y es uno de los promotores.

La embajadora Linda Thomas-Greenfield dijo en un comunicado que hay momentos en que alguno de los cinco decide que una resolución en particular no mejora la paz y la seguridad internacional y la veta, pero añadió que en ese caso debe explicar su decisión.

“Desafortunadamente, no todos los miembros del Consejo de Seguridad comparte ese sentimiento”, señaló la embajadora.

“Estamos particularmente preocupados por el bochornoso patrón de Rusia de abusar de su privilegio de veto en las últimas dos décadas, como cuando vetó para impedir una misión de observadores de la ONU en Georgia, bloqueó investigaciones de armas químicas en Siria, impidió la creación de un tribunal criminal sobre el derribamiento del vuelo MH-17 sobre Ucrania y protegió al presidente (Vladimir) Putin de una condena por su guerra injusta y no provocada en Ucrania”.

Estados Unidos ha utilizado el veto en al menos una docena de ocasiones desde 2000, en resoluciones relacionadas con el conflicto palestino-israelí.

En otra ocasión, vetó una resolución relacionada con la renovación de la misión de pacificadores de la ONU en Bosnia que incluía un lenguaje sobre la inmunidad de los pacificadores estadounidenses ante la Corte Penal Internacional.

Rusia (y anteriormente la Unión Soviética) ha usado frecuentemente su derecho al veto. En los últimos años, China se unió a Rusia en múltiples ocasiones para bloquear medidas relacionadas con la guerra en Siria.

Gran Bretaña y Francia no han vetado nada desde 1989.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here