El anuncio ha causado descontento en la población y la reacción de opositores al gobierno de Daniel Ortega.

NICARAGUA – El gobierno del presidente Daniel Ortega decidió cobrar en dólares los servicios migratorios, aumentar el valor de varios trámites y establecer costos diferenciados para los extranjeros, impactando a cientos de migrantes nicaragüenses que residen en Panamá y el resto de Centroamérica y que han decidido retornar a Nicaragua debido a la falta de empleo en estos países como consecuencia de la pandemia del COVID-19.

Se trata de una reforma a la ley de Migración y Extranjería aprobada por los diputados sandinistas en la Asamblea Nacional esta semana y que obliga a pagar en dólares las tasas para los nacionales a la vez que, duplica, triplica y hasta quintuplica el costo de algunos trámites para extranjeros.

La medida es parte del plan del gobierno para aumentar las recaudaciones y que se suman a otras acciones aplicadas semanas atrás, como el cobro de 150 dólares por la prueba de COVID-19, o los 30 dólares por la vacuna contra la fiebre amarilla, que antes era gratuita.

En el caso de los extranjeros por ejemplo, el trámite de residencia permanente por cinco años que antes costaba  500 córdobas (menos de 20 dólares) ahora pasará a costar 500 dólares, que equivalen a 17.215 córdobas según el cambio oficial de 34.43 córdobas, mientras que un cambio de clasificación migratoria que antes costaba 500 córdobas, ahora tendrá un precio de 75 dólares o su equivalente 2582.25 córdobas.

El trámite más caro ahora pasará a ser el de recuperar la nacionalidad nicaragüense, que costaba 5.000 córdobas y ahora estará en 1.000 dólares lo que convertido a córdobas son 34.430 al cambio oficial, según el Banco Central de Nicaragua hasta el seis de agosto.

En el caso de la dolarización de los trámites a los nacionales, si se aplica la conversión los precios quedan casi iguales, y según los diputados sandinistas no sufrirán cambios, pero para garantizar que se cubran los costos de la “modernización de los servicios”, se tuvo que hacer el cambio de moneda.

Maximino Rodríguez, diputado opositor. [Foto: Daliana Ocaña]
El diputado Maximino Rodríguez, jefe de la bancada opositora del Partido Liberal Constitucionalista dijo que, al dolarizar todas las tarifas de los servicios migratorios, estas aumentaran entre 110 y 600 por ciento respecto a los costos actuales.

“Es una estrategia para meterle de forma salvaje la mano en el bolsillo a las personas, a los nicaragüenses y a los extranjeros que hagamos uso de los servicios de migración. Estamos hablando de dolarizar los servicios de migración, yendo en detrimento de la norma jurídica. Los nicaragüenses no ganamos en dólares¨, dijo el parlamentario.

Mientras, el diputado y presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional Walmaro Gutiérrez, defendió la reforma negando que incremente los costos de los servicios migratorios para los nacionales.

“Es una falacia que digan que esta ley esta incrementa las tasas por servicios que el sistema  de Migración y Extranjería  le aplica a los nicaragüenses. Eso es completamente falso. Lo que nosotros estamos haciendo es mantener el valor, si hay un incremento pero no a los nacionales, sino a los extranjeros”, dijo Gutiérrez.

“No viene a incrementar un solo centavo a los ciudadanos que hacen uso de este servicio”, dijo el diputado Gutiérrez sobre el cobro en dólares de las tarifas de Migración

Sin embargo, los intentos de aclarar las reformas no han frenado el descontento de ciudadanos nicaragüenses que aseguran que la medida es “abusiva”.  Un ciudadano que prefirió proteger su identidad alegando temores, declaró a la Voz de América que considera que la medida está fuera de lugar en momentos en que el país se acerca a una depresión económica.

“Los sandinistas ya están quedando locos.  Aquí ganamos (pago de salarios) en córdobas, en córdobas (…) ¿Por qué les vamos a pagar en dólares? ¿de dónde sale eso? ¿A santo de quién?”, reclamó el ciudadano.

En Nicaragua todos los días se devalúa el córdoba con respecto al dólar conforme a la política de deslizamiento aplicada por el Banco Central de Nicaragua, por lo que los bienes y servicios cobrados en dólares cambian su valor en base al ritmo del deslizamiento monetario.

Las recaudaciones por trámites migratorios representaron ingresos por más de 50.3 millones de córdobas en el primer trimestre de este año, según el Informe de Ejecución Presupuestaria 2020 publicado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, por lo que es de esperarse que ese monto incremente con las nuevas tasas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here