El Movimiento Venezolano por el Revocatorio (MOVER), que promueve la activación de un referendo contra el presidente Nicolás Maduro, insiste en que las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre no resuelven los problemas de los venezolanos y sostiene que el mandatario tiene una oportunidad “legal y política” para que muestre ante el mundo su voluntad democrática.

«A partir del próximo 10 de enero, de conformidad con lo establecido en el artículo 231 de la Constitución, queda habilitado el derecho de los ciudadanos a solicitar la convocatoria a un referendo revocatorio para revocar a Nicolás Maduro. La abstención el pasado 21 de noviembre la alimentó la desconfianza electoral, reforzada por una lucha interna entre liderazgos y entre factores democráticos incluyendo el conflicto en el seno del Gobierno interino”, detalla un comunicado divulgado esta semana.

En el texto, la agrupación de venezolanos insiste en que “la próxima batalla es cambiar las condiciones electorales” en el país.

El político y miembro de MOVER, César Pérez Vivas, llamó a los venezolanos a sumarse a la iniciativa y anunció que próximamente acudirán ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) para exigir modificaciones en la normativa.

“Primer paso, para poder reconocer, validad a la entidad que convoca eso necesitaría sólo 205.553 manifestaciones de voluntad, resulta que en el actual sistema están planteando que sea un 1% en cada estado, no. Al presidente de la República se elige en una circunscripción nacional, esa es otra trampa que inventaron hace cinco años, eso tiene que ser eliminado”, detalló.

“El segundo paso, que es cuando se convoca al referendo, se requiere 20% del registro electoral, el registro electoral son 20.52.234, por lo tanto, el 20% son 4.120.000 ciudadanos. En este proceso del 21 de noviembre terminan de participar, votando por formulas distintas al PSUV casi 5 millones de venezolanos”, agregó.

Pérez Vivas puntualizó que para destituir al mandatario se requieren 6.248.865 votos.

En mayo, el movimiento que promueve el referendo acudió ante el poder electoral para solicitar la activación del mecanismo constitucional, argumentando que Maduro cumplió 3 años de haberse juramentado nuevamente en el cargo, pero a la fecha no han obtenido respuesta.

En el 2016 la oposición intentó iniciar un proceso de revocatorio contra Maduro, pero el poder electoral paralizó la recolección de firmas luego de que tribunales regionales dictaran medidas cautelares ante denuncias oficialistas sobre un presunto fraude en el proceso de recolección de firmas por parte de la oposición.

A juicio de Eugenio Martínez, periodista especializado en procesos electorales, la última semana en Venezuela es un llamado de atención a los “propulsores (por fuera de México) de un revocatorio”.

“Si esa opción no sale blindada de una mesa de negociación, no tiene sentido embarcar a los ciudadanos en esa posibilidad”, escribió en su cuenta en Twitter tras sugerir que sea planteada en la mesa de negociación entre el gobierno y la oposición en México la posibilidad de un estatuto electoral que “proteja a un nuevo CNE de las intromisiones de otros poderes”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here