Miembros de la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos de las Naciones Unidas sobre Venezuela hicieron votos para que la situación de derechos humanos en el país no se convierta en una “crisis olvidada”, y consideran que el Consejo de DD.HH. puede ser un actor importante en este sentido.

Esta misión fue establecida en el septiembre de 2019 precisamente por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Desde entonces, su mandato ha sido renovado una vez y han presentado dos informes.

En el primero determinaron que había motivos razonables para creer que se cometieron violaciones de derechos humanos y crímenes internacionales en Venezuela, en el contexto estudiado. En el segundo, que el sistema de justicia venezolano ha sido un actor importante, por acción u omisión, en la represión contra opositores del gobierno de Nicolás Maduro.

“Creemos que la aprobación de las conclusiones y recomendaciones de la Misión de Determinación de Hechos por el Consejo de DD.HH. a través de la reacción de la mayoría de los miembros del Consejo y a través de la adopción de la extensión del mandato por dos años adiciones (…) es una clara señal (…) de la posición de una gran parte de la comunidad internacional hacia la situación de derechos humanos en Venezuela, que la situación debe cambiar”, afirmó ese martes Marta Valiñas, jefa de la misión, durante un foro organizado por los centros de estudio Diálogo Interamericano y la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

Valiñas sostuvo que la misión solo puede ser una parte “en lo que debe ser un esfuerzo conjunto y coordinado de varios actores para combatir la impunidad” y asegurar justicia en la nación suramericana.

“Debemos evitar que Venezuela se convierta en una crisis olvidada y por consecuencia que las violaciones a los derechos humanos que hemos documentan se afiancen cada vez más”, afirmó.

Y, en este sentido, considera que el Consejo de DD.HH, puede continuar teniendo un “rol de liderazgo” para mantener Venezuela en la agenda de la comunidad internacional.

El foro también contó con la participación de los demás miembros de la misión, como Patricia Tappatá Valdez.

Esta activista especializada en justicia transicional y democracia afirmó que para la región “es muy grave” que un país como Venezuela permanezca “en situación de crisis institucional, política, humanitaria, que no se define en ningún sentido”.

En este sentido, sentenció que: “Cómo las violaciones a los derechos humanos en Venezuela no se han detenido (…) debiera continuar existiendo alguna instancia de investigación que muestre esta realidad ante la comunidad internacional”.

Continuidad de la misión

En septiembre, la Misión de Determinación de Hechos debe presentar su tercer informe y se definirá si su mandato será extendido, como paso en 2021, o no.

Al respecto, la jefa de la misión, Valiñas, indicó que el equipo está trabajando para la preparación del informe, que estará enfocando en situaciones identificadas en informes previos e incluso en una “profundización” de la “estructura” y “responsabilidades”.

Al respecto, Francisco Cox Vial, otro miembro de la misión y abogado de derechos humanos, ratificó que les preocupa que “empecemos adormecernos cómodamente” frente a la situación en Venezuela.

Agregó que no se puede perder el foco y que a pesar de que han sido “tímidos” con el tema de la renovación del mandato, en este momento “ya no estamos tan tímidamente pidiendo una renovación del mandato, sea que sea quien siga”.

“Creemos que esto es crucial para que justamente no se produzca este adormecimiento cómodo con la situación de Venezuela”, indicó.

Venezuela, que actualmente es miembro del Consejo de DD.HH. de la ONU, ha tenido focos de atención dentro del organismo este mismo año.

Primero con la presentación de su tercer Examen Periódico Universal, donde el gobierno de Nicolás Maduro ratificó su compromiso con los derechos civiles, políticos, sociales y económicos de los venezolanos. Y más recientemente el día de ayer con una intervención del mandatario durante la primera reunión del periodo 49 de sesiones del Consejo.

En su discurso, Maduro aseguró que su partición en este organismo “está orientada a la promoción, garantía y respeto de los DD.HH. y las libertades fundamentales”.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here