El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, confirmó este jueves que su país servirá de sede para las negociaciones entre las partes venezolanas de cara a encontrar una solución a la crisis que atraviesa la nación sudamericana.

“Se propone que México sea sede para llevar a acabo estas conversaciones, y nosotros aceptamos porque lo que buscamos es que haya diálogo y acuerdos entre las partes”, indicó el mandatario en una rueda de prensa matutina al ser cuestionado sobre el diálogo.

Meses atrás, el líder opositor Juan Guaidó, considerado por más de cincuenta países como presidente interino del país, propuso un “acuerdo de salvación nacional” para que, a través de una negociación entre todas las partes, se logren unas elecciones presidenciales “libres y justas”, entre otros objetivos.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha reiterado en distintas oportunidades su disposición para sentarse a la mesa, que tendría además el auspicio de Noruega, e incluso ya ha hablado de sus condiciones para ello.

“No quiero yo meterme más a detalle”, replicó López Obrador al ser cuestionado este jueves si se existía ya una fecha para el comienzo de las negociaciones.

Fuentes de la oposición ya le habían adelantado a la Voz de América que la sede sería México y que las conversaciones podría iniciar tan pronto como el próximo viernes 13 de agosto.

De momento, no se tienen detalles oficiales de la delegación de cada una de las partes. Venezuela ya ha tenido, sin resultados, dos procesos de negociaciones en años recientes, con sede en República Dominicana y Barbados.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here