La cifra de fallecidos por los incendios forestales en Chile subió a 112 la noche del domingo, informaron autoridades, mientras que el presidente Gabriel Boric aseguró que el país enfrenta una tragedia de «magnitudes muy grande» y que el número de víctimas va a seguir creciendo «significativamente».

La mayor parte de los incendios se concentraban en la región costera Valparaíso, hogar de casi un millón de habitantes, sede del Congreso y de uno de los principales puertos del país. Por la tarde del domingo, cientos de bomberos, soldados y brigadistas batallaban para apagar varios focos en el centro y sur del país.

«Estamos frente a una tragedia de magnitudes muy grande», dijo Boric en un mensaje a la nación, donde agregó que tomó la decisión de mantener el toque de queda y reforzar la presencia de militares en las zonas más afectadas.

El Servicio Médico Legal dijo que la cifra de fallecidos se incrementó de 99 a 112 en la noche del domingo.

«Sabemos que esa cifra va a crecer, va a crecer significativamente», agregó Boric, que decretó dos días de duelo oficial a partir del lunes.

Vista aérea de las secuelas de un incendio forestal en Villa Independencia, región de Valparaíso, Chile, el 4 de febrero de 2024.
Vista aérea de las secuelas de un incendio forestal en Villa Independencia, región de Valparaíso, Chile, el 4 de febrero de 2024.

La peor tragedia en 14 años

El presidente Boric dijo que se trata de la peor tragedia que ha vivido el país en lo que respecta a número de víctimas desde el terremoto del 27 de febrero de 2010. En esa oportunidad, se registró medio millar de muertos y hubo cerca de 500.000 viviendas afectadas y dos millones de damnificados.

Además de Valparaíso, hay fuego activo en las regiones centrales O’Higgins, Maule y Ñuble y la sureña La Araucanía.

Las autoridades calculan que unas 15.000 casas resultaron dañadas en las localidades más afectadas, lo que equivaldría a unos 40.000 damnificados.

Víctimas en las calles

Manuel Monsalve, subsecretario del Interior, dijo que la prioridad ha sido recoger los cadáveres de las víctimas que aún yacen en las calles o en sus casas en lugares de difícil acceso, una de las exigencias de los vecinos afectados, y señaló que para ello se han reforzado diversos equipos del Servicio Médico Legal y la policía de investigaciones.

“Una de las urgencias más acuciantes es recuperar los cuerpos de las personas que han fallecido”, algo prioritario, ya que es una angustia para los familiares y para los rescatistas que se encuentran con un cuerpo, declaró Boric más temprano el domingo.

El palacio presidencial de Cerro Castillo, ubicado en Viña del Mar, será utilizado para actividades con niños y adolescentes víctimas de la tragedia, y en él se contará con monitores y contención emocional, anunció el mandatario.

Un residente muestra una bandera chilena desde una casa incendiada después de que los incendios forestales alcanzaran su vecindario en Viña del Mar, Chile, el domingo 4 de febrero de 2024.
Un residente muestra una bandera chilena desde una casa incendiada después de que los incendios forestales alcanzaran su vecindario en Viña del Mar, Chile, el domingo 4 de febrero de 2024.

En la región Valparaíso, las comunas de Viña del Mar, Quilpué, Limache y Villa Alemana son las más afectadas por los incendios.

Las autoridades están investigando las causas de los incendios. Boric advirtió que, si se halla que hay personas culpables de iniciar el fuego, “tendrán que enfrentar todo el peso de la ley”.

El año pasado, potenciados por una ola de calor récord, los incendios dejaron una treintena de fallecidos y afectaron a más de 400.000 hectáreas en todo Chile.

[Con información de Reuters y The Associated Press]

Redacción: Voz de América.