SAN FRANCISCO – Desde que pisó por primera vez los escenarios en 2016, Lupita Infante la nieta de Pedro Infante e hija del actor Pedro Infante Jr., está brillando con luz propia. Su talento la ha llevado a ser la invitada especial del evento MARIACHI USA en su edición 32, principal festival de mariachis del mundo.

Infante contó a la Voz de América que fue precisamente una edición anterior de este evento, que se realizará el próximo 22 de agosto en el Hollywood Bowl, que le sirvió tanto de inspiración como de plataforma para que su carrera despegara hace unos cuantos años atrás, de la mano con la productora Rodri Rodriguez.

“La primera vez que fui a este festival, estaba estudiando guitarra en el conservatorio de mariachi, y como MARIACHI USA patrocina boletos para los que están estudiando esto, yo asistí y fue un sentimiento inexplicable”, explicó Infante quien afirma luego que regresó como artista en 2018 para hacerle un pequeño homenaje a su abuelo.

“A partir de esa presentación muchas cosas cambiaron en mi carrera profesional”, aseguró.

La vida de Lupita Infante por increíble que parezca ha sido como la de cualquier joven hijo de padres migrantes. Su madre es uno de los pilares fundamentales de su vida y actualmente trabaja en el campo de la educación en el sur de Los Ángeles.

Es también en Los Ángeles, donde Infante nació, creció y se graduó en 2017 con un B.A. en etnomusicología de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

La música de Pedro Infante, leyenda icónica de la música regional mexicana, vuelve a la vida a través de la hermosa voz de su nieta, Lupita Infante. [Foto cortesía].
La música de Pedro Infante, leyenda icónica de la música regional mexicana, vuelve a la vida a través de la hermosa voz de su nieta, Lupita Infante. [Foto cortesía].

Según cuenta, no fue hasta después de haber cursado dicha especialidad que decidió asumir la responsabilidad de mantener vivo el legado musical de su familia e irrumpir en ese mundo y su primer sencillo fue “Flor Sin Retoño”, al que le imprimió su propio estilo.

“El peso del apellido Infante no lo sentí hasta que comencé como profesional en la música”, explica la joven cantante.

Además, reconoce que fue hasta ese momento cuando visualizó el alcance de su herencia musical y el “impacto” que ésta tiene en la cultura latina.

“Porque no es nada más en la cultura mexicana” asegura, prueba de ello es que desde todas partes de Latinoamérica le envían mensajes dándole su apoyo y diciendo que todavía recuerdan a su abuelo.

Esta joven de 21 años, siguió cosechando su éxito después de aparecer en la versión mexicana de «The Voice». Su trabajo incluso ha sido nominado al Grammy, sin embargo, afirma que para ella es importante dejar un legado propio.

Especialmente porque está en un país donde la música de mariachi no es tradicional, y esto hace que sienta el compromiso de transmitir las tradiciones de México a través de su trabajo.

“Para mí lo más importante es llevar estas tradiciones […] y a la vez dejar mi propio sello. Yo creo que siendo mujer y cantando la música tradicional te da la oportunidad de expresar algo diferente, algo más femenino y a veces hasta feminista”, narró a la VOA.

Estados Unidos, país de oportunidades

Infante tiene la música en sus venas, pero no siempre creyó que haría de ella una carrera, ya que tiene muy claro que la vida en los escenarios y la profesionalización son dos cosas muy diferentes.

La primera que le infundió la importancia a la profesionalización fue su madre, Marisol Esparza, con su ejemplo. La madre migró desde Zacatecas a Estados Unidos buscando la oportunidad de estudiar y crecer como profesional.

“Ella vino a este país para estudiar, para tener más oportunidades. Entonces yo crecí reconociendo la importancia de la educación”, apuntó Infante.

Es así como ella también decide, desde su punto de vista, sentar las bases educativas que le darían impulso a su carrera, pero desde diferentes enfoques de estudio de la música, ya que la etnomusicología le permitió conocer las dimensiones culturales y sociales, entre otras.

“Saber de las tradiciones, de los instrumentos, saber sus orígenes. Tantas cosas importantes”, explicó para luego agregar que tras un mariachi hay toda una historia apasionante.

Lupita ha mantenido vivo el legado musical de su familia, actuando en algunos de los festivales de música latina más grandes del sur de California, es así como nuevamente el Hollywood Bowl será testigo de su talento cuando participe en MARIACHI USA.

El evento, fundado en 1990 por otra latina talentosa, Rodri J. Rodríguez, reúne cada año a más de 17.000 personas y este año presentará -además de a Lupita Infante- a grandes grupos de reconocidos mariachis como: Mariachi Divas, dos veces ganadoras del premio GRAMMY, Mariachi Nuevo Mujer 2000, Mariachi Nuevo Tecalitlán, Mariachi Los Reyes, Mariachi Los Toros y el Ballet Folklórico Mi Tierra.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here