Incluso cuando las grandes empresas de tecnología como Amazon limitan su venta de software de reconocimiento facial a las fuerzas del orden, una empresa no lo ha hecho: Clearview AI, un motor de búsqueda de reconocimiento facial que contiene 3.000 millones de imágenes extraídas de Internet.

Más de 3.000 agencias de aplicación de la ley de Estados Unidos emplean el software, que utiliza un algoritmo avanzado para identificar y hacer coincidir rostros, dice la compañía.

“La forma en que funciona es muy similar a la de Google, pero en lugar de expresarlo con palabras, coloca fotos de rostros y encontrará cualquier cosa disponible públicamente en Internet que se parezca a ese rostro”, dijo Hoan Ton-That, director ejecutivo y cofundador de la empresa.

La policía argumenta que el software de reconocimiento facial es una herramienta importante para combatir y resolver delitos. Pero su uso cada vez mayor ha generado preocupaciones de que existen muy pocas reglas sobre cuándo y cómo la policía puede usarlo.

Limitación del alcance del software

La policía suele tener motores de búsqueda de imágenes a su disposición que extraen imágenes de la licencia de conducir u otras fotos entre los registros policiales.

Clearview AI, por el contrario, ha recopilado miles de millones de imágenes de sitios de redes sociales y otros sitios web, que las empresas de Internet dicen que se obtuvieron rompiendo sus reglas.

Ton-That de Clearview AI dice que la compañía solo extrae información disponible públicamente.

En un caso, los agentes federales pudieron identificar a un hombre sospechoso de abuso sexual de una niña utilizando una sola imagen de la “web oscura”, un área de Internet a la que solo se puede acceder mediante un software especial y que la empareja a través de Clearview AI.

“Estaba en el fondo de la foto de otra persona en el gimnasio, en el espejo”, dijo Ton-That. “Pudieron identificar dónde estaba el gimnasio, identificar a la persona, terminó cumpliendo 35 años en la cárcel y salvaron a un niño de siete años”.

Una herramienta para la ley

El software también fue fundamental para ayudar a la aplicación de la ley federal, estatal y local a identificar a los sospechosos que irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos el pasado 6 de enero, según Ton-That.

De alguna manera, Clearview AI, que ha creado su base de datos a partir de las cuentas de las redes sociales de las personas y otras partes públicas de Internet, era muy adecuada para ayudar con esta investigación masiva de personas cuyas fotos policiales no necesariamente estarían en las bases de datos de la policía, dijo.

La policía pudo usar Clearview AI, que ejecuta aproximadamente una búsqueda por segundo, y encontrar fotos coincidentes en línea de algunos sospechosos.

“Así que pudieron identificarlos rápidamente y reducir una gran cantidad de falsos positivos y también acelerar el proceso de investigación”, dijo.

¿Y la privacidad?

Cuando las protestas de violencia policial se extendieron por Estados Unidos el año pasado, Amazon y otras firmas tecnológicas suspendieron las ventas de su tecnología de reconocimiento facial a las fuerzas del orden, una suspensión que dijeron es indefinida.

Clearview AI continúa vendiendo a las fuerzas del orden, y empresas de Internet como Facebook, Google y Twitter, así como defensores de los derechos civiles, están dando la alarma sobre su poder y el posible abuso de la privacidad de las personas.   

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) demandó a la empresa en Chicago y California.

Kate Ruane, asesora legislativa principal de la ACLU, dijo que la tecnología de reconocimiento facial hace surgir el espectro de que el gobierno “puede vigilarnos a lo largo de todos los aspectos de nuestras vidas”.

Los gobiernos federales, estatales y locales, dice, “admiten que lo usan, pero no nos dicen cómo, cuándo ni con qué frecuencia”.

Debe haber supervisión y regulación, dijo, pero hasta entonces, está pidiendo una moratoria total sobre el uso de la tecnología de reconocimiento facial por parte de las fuerzas del orden.

Legislación y regulación

En los últimos meses, los líderes del Congreso han presentado proyectos de ley que limitarían el uso policial de los datos comprados que se “obtuvieron ilegalmente” mediante engaño o incumplimiento de contrato.

Ton-That de Clearview está de acuerdo en que debe haber más transparencia e incluso regulación en torno al uso de la tecnología. ¿Pero en cuánto va a prohibir el uso policial de Clearview?

“Dado el éxito de nuestra tecnología en la resolución de delitos, especialmente delitos contra niños, sería contraproducente e inapropiado promulgar una moratoria o prohibición del reconocimiento facial o del producto de Clearview AI”, dijo.

Ton-That tiene un código de conducta para los clientes y tiene indicaciones integradas en su software para ayudar a los clientes encargados de hacer cumplir la ley a prevenir el uso indebido del software.

Gobiernos represivos

La ACLU y otros grupos de derechos civiles también están preocupados por las implicaciones de esta tecnología en manos de gobiernos represivos como China.

“Porque las implicaciones son aterradoras”, dijo Kate Ruane de la ACLU, “especialmente lo que está sucediendo en China, donde está tratando de rastrear a los ciudadanos en todos los aspectos de sus vidas”.

Ton-That dice que su compañía no tiene que vender su software a los gobiernos extranjeros y se centra por ahora en la aplicación de la ley en Estados Unidos.

“Hemos trabajado ocasionalmente con algunas otras entidades privadas con fines investigativos, pero hemos decidido sólo centrarnos en las agencias de cumplimiento de la ley”, dijo. “Es el caso de uso más fácil, explicable y mejor de nuestra tecnología”.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here