A pesar de que hay la sensación de que la crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha terminado, las autoridades recuerdan que no es así y que hay que seguir impulsando políticas al respecto, especialmente con lo que tiene que ver con las vacunas.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el mayor problema es la baja tasa de vacunación en algunas zonas de la región, por lo que insta a las administraciones a redoblar los esfuerzos para alcanzar, en la medida de lo posible, al 70 % de población vacunada.

La OPS dio a conocer que “16 países y territorios de la región ya han vacunado al 70 % de la población elegible” y otros como Colombia o El Salvador, que han logrado inocular al 65 %. Pero lo más preocupante es que hay 11 naciones en la región que no han alcanzado ni siquiera el 40 %.

«Gracias al compromiso de los donantes y de los gobiernos nacionales, ahora tenemos los suministros y el apoyo financiero y técnico para ayudar a los países a alcanzar la meta del 70 %», expresó la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, durante la conferencia de prensa semanal para abordar la situación de la pandemia en las Américas.

Plan global para las zonas con menos recursos

Desde el organismo sanitario internacional recuerdan que el Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19 (COVAX en inglés) ha permitido entregar más de 142 millones de dosis a los países con menos recursos gracias a las políticas impulsadas para hacer frente a esta crisis sanitaria.

Sin embargo, después de más de dos años de pandemia, la OPS insiste en la importancia de implementar más medidas para asegurar una mejor y más rápida distribución de la vacuna.

“Es crucial que los países redoblen sus esfuerzos para proteger a los más expuestos”, agregó en alusión a los “adultos mayores, inmunodeprimidos, los profesionales de la salud y las embarazadas”, que son los que están en el grupo de mayor riesgo.

En ese sentido, Etienne recalcó que las administraciones, en colaboración con organismos como la OPS y otras, deben impulsar planes conjuntos para “desarrollar estrategias de sensibilización en las zonas donde la cobertura es escasa”, especialmente ahora que se están reduciendo los centros de vacunación local que se habilitaron para facilitar la inoculación masiva entre la población.

“Dado que la última encuesta de la OPS sobre los servicios esenciales de salud revela que la vacunación de rutina se vio fuertemente afectada por la pandemia, es vital que los países integren la vacunación contra el COVID-19 en sus programas nacionales de inmunización para que tengamos servicios robustos para suministrar las vacunas de rutina, ampliar la cobertura de la COVID-19 y prepararnos mejor para futuras emergencias”, expuso, y afirmó que “la pandemia de COVID-19 no es un problema a corto plazo”.

La OPS también está siguiendo muy de cerca la aparición de nuevos casos de viruela del mono, aunque por el momento no se ha decretado ninguna emergencia por esta situación.

Sin embargo, desde el organismo sanitario insisten en que este tipo de casos ponen de manifiesto “la necesidad de establecer sistemas de salud más resilientes que puedan responder rápidamente a los riesgos nuevos y emergentes”.

“Para avanzar en ese camino, la OPS está trabajando para apoyar y capacitar al personal sanitario con el fin de reducir el déficit de 600.000 trabajadores de trabajadores de salud pública en la región”, dijo Etienne.

Agregó que “ahora es el momento de que los países tomen todo lo que hemos aprendido de la respuesta a la pandemia y se comprometan a invertir en sistemas de salud más fuertes y resilientes”.

La situación de la pandemia

En cuanto a la situación de la pandemia, la OPS confirmó que en la última semana los casos de coronavirus aumentaron un 71 % en México, mientras que en Estados Unidos las hospitalizaciones se incrementaron en un 2 % y los ingresos en cuidados intensivos un 4,2 %.

En la zona sur del continente, los casos aumentaron un 20 %. Centroamérica, sin embargo, “fue la única subregión que notificó una tendencia a la baja, con una reducción del 32 % de los casos de COVID-19 y un descenso del 36 % de las muertes”.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here