La Asamblea General de las Naciones Unidas se reunió el lunes para abordar la crisis en Ucrania, mientras las conversaciones de alto el fuego entre funcionarios rusos y ucranianos comenzaron en la frontera con Bielorrusia, después de que el Kremlin pusiera en alerta su arsenal nuclear durante el fin de semana.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo el lunes que esperaba que las conversaciones «produjeran no solo un cese inmediato de los combates, sino también un camino hacia una solución diplomática».

Describió la decisión del presidente ruso Vladimir Putin el sábado de poner el arsenal nuclear ruso en alerta máxima como un «desarrollo escalofriante», y le dijo a la Asamblea General que el conflicto nuclear es «inconcebible».

El embajador de Ucrania ante la ONU, Sergiy Kyslytsya, describió la orden de Putin de poner en alerta a las fuerzas nucleares rusas como una «locura».

«Si quiere suicidarse, no tiene que usar un arsenal nuclear, tiene que hacer lo que hizo el tipo de Berlín en un búnker, en 1945», dijo Kyslytsya a la Asamblea General, refiriéndose al suicidio de Adolf Hitler.

 

Kyslytsya también señaló que, en caso de que su país sea aplastado, la paz y la democracia internacionales están en riesgo.

Ucrania “ahora está pagando el precio más alto de la libertad y la seguridad propias y de todo el mundo”, sostuvo el embajador Sergiy Kyslytsya en la primera reunión de emergencia que la asamblea realiza en décadas.

“Si Ucrania no sobrevive, la paz internacional no sobrevivirá. Si Ucrania no sobrevive, Naciones Unidas no sobrevivirá”, afirmó. “No se hagan ilusiones. Si Ucrania no sobrevive, no nos sorprenda que la democracia caiga a continuación”.

“Las armas son las que hablan por ahora, pero el camino del diálogo siempre debe mantenerse abierto”, dijo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a la asamblea. “Necesitamos la paz ahora”.

«La peor crisis humanitaria»

Guterres también advirtió sobre el impacto del conflicto en los civiles y dijo que podría convertirse en la peor crisis humanitaria y de refugiados de Europa en décadas.

“Aunque, según se informa, los ataques rusos tienen como objetivo en gran medida las instalaciones militares ucranianas, tenemos informes creíbles de edificios residenciales, infraestructura civil crítica y otros objetivos no militares que sufrieron graves daños”, dijo.

El embajador de Rusia ante la ONU, Vassily Nebenzia, dijo que las acciones de Rusia en Ucrania estaban siendo «distorsionadas». Le aseguró a la Asamblea General q1ue «el ejército ruso no representa una amenaza para los civiles de Ucrania, no está bombardeando áreas civiles».

La sesión de la asamblea dará a todos los miembros de la ONU una oportunidad de tomar la palabra sobre la guerra y votar respecto a una solución durante la semana. La embajadora estadounidense Linda Thomas-Greenfield dijo el domingo que la medida “hará responsable a Rusia por sus actos indefensibles y por sus violaciones a la Carta de Naciones Unidas”.

La reunión del Consejo de Seguridad, programada para el lunes más tarde, se enfocará en el impacto humanitario de la invasión rusa.

* Con información de Reuters y AP.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here