El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, dijo el lunes que el mundo está a solo «un malentendido o error de cálculo» de una guerra nuclear y alertó que las tensiones geopolíticas «están alcanzando nuevos máximos». Por eso, afirmó, es preciso «más que nunca» el Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares.

Sus observaciones se produjeron durante la décima conferencia de revisión de las partes en dicho tratado, que fue presentado en julio de 1968 y entró en vigor en marzo de 1970. Su meta fue restringir la posesión de armas nucleares, como parte de los esfuerzos de la ONU para impedir la proliferación de armas de destrucción masiva.

«La humanidad corre peligro de olvidar las lecciones forjadas en los terroríficos incendios de Hiroshima y Nagasaki», expresó Guterres. «Y ocurre en un momento de peligro nuclear no visto desde el apogeo de la Guerra Fría».

Guterres afirmó que «la competencia está superando a la cooperación», al tiempo que en su opinión «la desconfianza ha reemplazado al diálogo y la desunión ha reemplazado al desarme».

Durante su presentación, Guterres ofreció el apoyo embajador Zl auvinen, elegido para presidir la conferencia: «Tiene todo mi apoyo en la tarea que tienes por delante».

Luego entró en los temas que le preocupan y afirmó que este es «un momento crítico» para la paz y seguridad colectivas».

«Las tensiones geopolíticas están alcanzando nuevos máximos (…) Los estados buscan una falsa seguridad al almacenar y gastar cientos de miles de millones de dólares en armas del fin del mundo que no tienen cabida en nuestro planeta. Casi 13.000 armas nucleares se encuentran ahora en arsenales en todo el mundo», recordó.

A su vez estimó que el mundo a corrido con «suerte extraordinaria hasta ahora».

«Hoy, la humanidad está a solo un malentendido, un error de cálculo de la aniquilación nuclear. Necesitamos el Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares más que nunca», concluyó.

[Con reporte de Celia Mendoza, corresponsal en español en la ONU para la Voz de América]

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here