El lunes, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) dio su aprobación total a la vacuna contra el COVID-19 de la compañía farmacéutica estadounidense Moderna, que se comercializará con el nombre de Spikevax.

La vacuna se ha distribuido ampliamente en Estados Unidos y en todo el mundo bajo la autorización de uso de emergencia de la FDA desde diciembre de 2020. Ya ha sido aprobada para su uso en más de 70 países, incluidos Reino Unido, Canadá, Japón y los de la Unión Europea.

Es la segunda vacuna contra el COVID-19 que la agencia ha aprobado por completo, luego de que la vacuna de Pfizer recibiera la designación en agosto de 2021.

En un comunicado, la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock, dijo que la autorización total de la vacuna es un paso importante en la lucha contra la pandemia . La funcionaria acotó que si bien se han administrado cientos de millones de dosis de Moderna bajo la autorización de uso de emergencia, entiende que «para algunas personas, la aprobación de esta vacuna por parte de la FDA puede infundir confianza adicional para tomar la decisión de vacunarse».

Woodcock dijo que el público puede estar seguro de que la vacuna Moderna “cumple con los altos estándares de seguridad, eficacia y calidad de fabricación de la FDA que se requieren para cualquier vacuna aprobada para su uso en los Estados Unidos”.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here