EL PASO, TEXAS – La vicepresidenta Kamala Harris llegó el viernes a El Paso, Texas, para su esperada visita a la frontera sur con México, como parte del plan del gobierno de Joe Biden para detener el flujo migratotio.

Harris viaja junto al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas. Su anterior visita a la frontera sur fue cuando era senadora y fiscal general de California.

«Un aspecto importante de esta visita es continuar con esta el trabajo que hicimos con Guatemala y México (…) la realidad es que tenemos que ver las causas y los efectos”, dijo Harris a la prensa que la acompaña en la visita.

Los republicanos han criticado fuertemente a Harris por no observar de primera mano los problemas críticos de la frontera como vicepresidenta.

Algunas personas protestaron a su llegada, según presenció el equipo de la Voz de América que cubre la visita.

La segunda al mando de la administración de Joe Biden dijo también que estar en la frontera sur la pone en la escena donde se ven “los efectos de la migración irregular” con el drama que supone los miles de menores no acompañados que entran de manera irregular al país y que han copado los albergues en la frontera sur.

El senador Dick Durbin, demócrata de Illinois, y uno de los principales impulsores en el Senado para buscar soluciones a a la migración en Estados Unidos dijo también que el problema de la frontera no es nuevo, y que no se ha resuelto en 35 años, como contraposición a las fuertes críticas de la oposición republicana al abordaje de la actual gestión Biden – Harris a la problemática.
“Tenemos un sistema de inmigración quebrado, mucha gente se queja de esto, pero es el Congreso que tiene que hacer algo para resolverlo (…) Yo me he tomado la responsabilidad muy en serio y he vuelto a El Paso”, dijo el senador Durbin.

La vicepresidenta Harris y su comitiva visitan el viernes el Centro de Protección de Fronteras (CBP) de El Paso, para conocer de primera mano las operaciones que se siguen desde esa agencia federal para el procesamiento de migrantes irregulares que entran al país.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here