Dos jóvenes venezolanos firmaron este mes bonos para contratos en el béisbol de las Grandes Ligas de Estados Unidos, convirtiéndose en los talentos mejor cotizados en años en el país sudamericano.

José Perdomo y Yovany Rodríguez, ambos de 17 años, recibieron bonos de millones de dólares de los Bravos de Atlanta y los Mets de Nueva York, respectivamente, tras firmar sus contratos como profesionales en el béisbol.

El béisbol es muy popular en Venezuela y ha enviado jugadores a equipos de Estados Unidos durante décadas. Para muchos jóvenes y sus familias ese deporte es considerado una vía que permite salir de la pobreza.

Las organizaciones de los equipos de las Grandes Ligas tuvieron academias en el país para formar las promesas, pero bajo el colapso económico y la inseguridad se retiraron y las academias locales se han convertido ahora en los enlaces para que los talentos venezolanos lleguen a los equipos.

«Mi mamá siempre me llevaba al estadio igual que mi papá (…) De verdad siento que sin el apoyo que me da Dios y el apoyo de mi familia, nada de esto fuera realidad», dijo José Perdomo durante sus prácticas bajo un abrasador calor de un campo de San Diego, una zona del central estado Carabobo.

Perdomo, quien juega como campo corto y cuyo bono otorgado por los Bravos de Atlanta es de unos 5 millones de dólares, dijo que empezó a entrenar con su padre a los tres años en su natal Maturín, una ciudad en el este de Venezuela.

«Mi tío jugaba con los Tiburones de La Guaira (equipo local), lo veía por televisión. Varias veces tuve oportunidad de ir al estadio y él siempre fue una inspiración para mí y siempre quise ser como él», dijo Yovany Rodríguez, promesa de los Mets y que juega como receptor.

Rodríguez, que nació en el central estado Miranda y cuyo bono es de 2,8 millones de dólares, también practica en la misma academia local junto con Perdomo, preparándose para sus nuevos destinos.

Miguel Acuña, entrenador de ambos, dijo que están «por encima de lo que es el nivel de average que exigen para jugar en Grandes Ligas. Eso es lo que marca la diferencia en cada uno de estos jugadores».

Redacción: Voz de América.