El jefe de la Organización Mundial de la Salud, OMS, ha enfatizado en la necesidad de una coordinación global para trabajar para poner fin a la pandemia de coronavirus. En declaraciones a Linord Moudou, de VOA Africa a través de Skype, Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que la distribución equitativa de la vacuna es clave.

A continuación publicamos una transcripción editada.

VOA: Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, muchas gracias por acompañarnos hoy.

TEDROS: Gracias. Muchas gracias por invitarme.

VOA: El 30 de enero de 2020, usted mismo declaró que el coronavirus era una emergencia de salud pública de importancia internacional. La OMS lo describió como una pandemia el 11 de marzo. ¿Qué piensa de la experiencia del año pasado con el COVID-19?

TEDROS: Gracias. Muchísimas gracias. En primer lugar, el nivel más alto de emergencia de salud pública es lo que declaramos el 30 de enero. Y como saben, tenemos la normativa sanitaria internacional, y en esa normativa, el nivel más alto es lo que declaramos el 30 de enero. ¿Qué hicimos? Como dijiste, en marzo conocimos la situación, ya que realmente estaba aumentando en términos de geografía, conocimos los países afectados, y también cifras de casos.

¿Y las lecciones aprendidas?, creo: una lección muy importante es, ya sabes, la importancia de la inversión en salud pública. Cuando digo salud pública, cubre muchos de los aspectos que estamos diciendo ahora, que son muy importantes para la preparación y respuesta ante emergencias.

Como ustedes saben, y como se sabe, muchos países, países de altos ingresos, se sorprendieron con la pandemia porque han estado invirtiendo en medicina, en servicios secundarios, terciarios, servicios de subespecialidades. Pero su inversión en atención primaria de salud, en salud pública, lo básico de la salud pública, fue realmente mínima. Por tanto, los países deberían prestar realmente atención a la salud pública, a la atención primaria de salud, con el fin de prepararse para el futuro y también acabar con esta pandemia.

Y la otra lección importante del último año es que cuando la política y la ciencia no están alineadas, existe un peligro. En algunos países, hemos visto que los consejos de los expertos van a un lado mientras que las decisiones políticas van al otro lado. Y eso en realidad estaba ayudando a que el virus se propagara.

Por eso es muy importante que no politicemos brotes, epidemias o pandemias. Y el apoyo político o el compromiso político deben estar alineados, ya sabes, con la ciencia y la opinión de los expertos.

Y luego, el otro elemento importante es una lección del año pasado, no solo la capacidad nacional en términos de preparación y enfoque en las señales y ayudar a la política para apoyar las señales, sino que también se debe fortalecer la coordinación global. Y también saben cuando decimos coordinación global, comenzando por el fortalecimiento temprano, desde los sistemas de alerta temprana.

Y la otra lección podría ser el enfoque de una sola salud [en el que, como explica la ONU, “múltiples sectores se comunican y trabajan juntos para lograr mejores resultados de salud pública”]. Como saben, este virus, por supuesto, se está estudiando, podría haberse originado en animales o podría ser otro su origen. Pero de cualquier manera, es dentro de la interacción entre los animales, los seres humanos y el medio ambiente donde, ya sabes, podrían surgir nuevas enfermedades. Por tanto, es muy importante tomar en serio el enfoque de una sola salud.

Así que estas son algunas de las lecciones, por supuesto, de las muchas lecciones que hemos aprendido. Si continúo esbozando, será una lista muy, muy larga. Pero una cosa que me gustaría decir es que incluso antes del COVID-19, comenzamos la transformación en la OMS. Y en base a esta experiencia, agregaremos más ideas para mejorar nuestro sistema.

Y ahora tenemos muchos mecanismos, varios mecanismos que nos están ayudando a evaluar la situación en esta pandemia y comprender las lecciones y luego incorporarlas a nuestros sistemas, ya sea a nivel nacional, regional o mundial para la preparación futura.

VOA: Bien, ahora hablemos de cómo los países están experimentando COVID-19, específicamente [en] África. Aunque el continente no se ha librado del mortal coronavirus, África ha visto menos casos de infecciones y muertes en comparación con el resto del mundo. ¿Qué opina de eso?

TEDROS: Gracias, esa es una pregunta muy importante. Creo que la combinación de muchos factores realmente ayuda. Uno, la población es joven. Y en segundo lugar, África en realidad comenzó lo antes posible, ya sabes, preparándose y respondiendo, por lo que la acción rápida y temprana realmente ayudó a eso también.

Y luego, el tercero es que la acción temprana no fue solo a nivel de país individual, sino que fue un esfuerzo coordinado a nivel continental. Eso también ayuda. Y el cuarto es África, nuestro continente se enfrenta regularmente a muchas enfermedades infecciosas. Podría ser fiebre amarilla o meningitis, cólera, ébola, lo que sea. Por tanto, la atención primaria de salud o el sistema de salud pública están mejor preparados para poder responder más rápidamente. Así que creo que estas son las cuatro razones por las que probablemente ayudaron a África a estar mejor en comparación con otras regiones.

VOA: Ahora, el presidente sudafricano Cyril Ramaphosa fue designado campeón de la Unión Africana para la respuesta al COVID-19. El país ha sido el más afectado en África por COVID-19. ¿Cuál es el significado de esto para la respuesta en el continente?

TEDROS: Gracias. Por cierto, en lugar de partir de su nombramiento como campeón, quizás tengamos que volver atrás y ver qué hizo para ser elegido campeón. Quiero decir, puedo decir que se ganó esa posición o ese campeonato por lo que hizo en el último año.

Una de las razones por las que dije, ustedes saben por qué África lo hizo mejor es por la rápida acción, y esto no hubiera sido posible sin su liderazgo. Como saben, el año pasado estuvo presidiendo la Unión Africana. Y recuerdo que la primera reunión que tuvieron los ministros de salud, los ministros continentales de salud de la Unión Africana, fue el 20 de febrero [2020]. Asistí a esa reunión para diseñar una estrategia continental.

Durante ese tiempo, creo que solo hubo un caso confirmado en Egipto. Así que el resto todavía estaba bien y no se reportaron casos. Y él [Ramaphosa] presionó por esa respuesta temprana y rápida y esa reunión resultó en una estrategia continental. Y luego formó una oficina de liderazgo que está compuesta por líderes regionales de todos los rincones de nuestro continente. También asistí a un par de estas reuniones. Y luego nombró de inmediato enviados especiales que pueden ocuparse del suministro de medicamentos, movilizando recursos y personas que pueden liderar otros esfuerzos, africanos muy reconocidos, en realidad, como enviados especiales.

Y lo estaba coordinando como presidente de la Unión Africana. Y su liderazgo continental fue muy, muy significativo y realmente ayudó a África a que le fuera mejor. Pero no solo continental. Pero también lideraba el esfuerzo global, como saben, Sudáfrica y Noruega. El presidente Ramaphosa y la primera ministra Erna Solberg, copresidenta del Consejo de Facilitación del Acelerador, contribuyó también a la respuesta global (Access to COVID-19 Tools (ACT) Accelerator Facilitation Council).

Entonces, quiero decir, ahora está designado como campeón. Y es bien merecido por lo que hizo y con el entendimiento de que seguirá haciéndolo, pero estoy muy orgulloso de él. Estoy muy orgulloso del presidente Ramaphosa y de lo que hizo. Y es por eso que a África le fue realmente bien. Y sé que a través de este nombramiento seguirá liderando con sus colegas, jefes de estado, jefes de gobierno en nuestro continente.

VOA: Y hablando de la forma en que se están haciendo las cosas en el continente, Dr. Ghebreyesus, ¿cómo evalúa la respuesta de COVID en África?

TEDROS: Creo que la respuesta de COVID-19 va bien. La primera ola fue mejor para nuestro continente, para África, de hecho. La segunda fase fue más grave y comenzó en enero de 2021. Y luego hubo un período en el que, a partir de fines de enero, [las infecciones] comenzaron a disminuir. Y ahora vemos cierta tendencia a aumentar nuevamente.

Creo esto lo que podemos entender es que las medidas básicas de salud pública deben continuar. Necesitamos hacer las cosas básicas, como lo que hemos estado haciendo: ya sabes, el uso de máscaras, el distanciamiento físico, la higiene de las manos, y tenemos que seguir haciéndolo. Y necesitamos continuar con nuestra vigilancia. Además, necesitamos encontrar dónde está el virus y tratar de abordarlo, ya sabes, atacarlo, continuar atacando. Por eso, continuar con las medidas de salud pública será importante.

Pero me preocupa que haya un ligero aumento ahora. No es significativo, pero la tendencia debe tomarse en serio. Pero esto no es solo para África. Si ve la tendencia global, estuvo disminuyendo hasta mediados de marzo. Ahora podemos ver las últimas tres semanas, un ligero aumento.

Entonces, la tendencia a nivel mundial y en África es casi la misma con una ligera tendencia en el, ya sabes, en aumento. Esto podría explicarse de muchas formas. Como dije, tal vez algunos países estén bajando la guardia y tengan que tener mucho cuidado. En segundo lugar, será la variante.

Y podría haber otros problemas, así que tenemos que entender por qué. Pero al menos tenemos que continuar implementando las medidas de salud pública probadas mientras abordamos los otros desafíos adicionales que enfrentamos.

VOA: ¿Cuán preocupados deberíamos estar por las variantes? ¿Qué impacto tiene en la estrategia global?

TEDROS: Tenemos que estar realmente preocupados porque la preocupación que tenemos es que, por supuesto, hay un informe alternativo del Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. Pero una pregunta es: ¿Son estas las únicas variantes que tenemos? Y la otra pregunta es, ya sabes, independientemente del número de variantes que tengamos: ¿las vacunas que tenemos ahora son realmente efectivas?

Y luego la tercera pregunta es: ¿cómo está cambiando el comportamiento del virus con las variantes cambiantes? ¿Se está volviendo más letal o menos? Creo que seguir entendiendo las variantes es muy importante, partiendo de la vigilancia para averiguar lo antes posible cuando tenemos variantes, entender cuál es su comportamiento en cuanto a su transmisibilidad y gravedad de la enfermedad.

Y luego tenemos que entender también en términos de la eficacia de las vacunas que utilizamos. Y ahora tenemos una red que está coordinada por la OMS y estamos tratando de fortalecer el sistema de vigilancia y también estudiando las otras cosas que ya he dicho. Pero es una preocupación seria, y con la mutación, como saben, podría haber más desafíos por delante.

VOA: Entonces mencionó la vacuna. Estamos viendo que la vacuna se está implementando en todo el mundo. ¿Qué opina del acceso a las vacunas en todos los ámbitos, especialmente en África y los países en desarrollo? ¿Y el impacto de COVAX?

TEDROS: COVAX comenzó, como sabrás, con dos objetivos. Y esos objetivos eran: uno, acelerar el desarrollo de productos como vacunas, diagnósticos y terapéuticos; y el segundo objetivo era [facilitar] la distribución justa [de esos productos].

Creo que el primer objetivo se logra como ustedes saben, en menos de un año, tenemos vacunas probadas y, ustedes saben, diagnósticos y también tratamientos. El segundo objetivo, especialmente la distribución justa, se enfrenta a algunos desafíos, especialmente en lo que respecta a las vacunas.

El primer desafío fue que los países de ingresos altos (algunos países de ingresos altos, no todos) comenzaron la vacunación a mediados de diciembre, mientras que el primer país [de ingresos más bajos], por ejemplo, que comenzó, recibió la vacuna, que es Ghana, es a finales de febrero. Entonces, ¿casi cuántos? Tres meses de intervalo, tres meses de retraso. Ese es un problema.

Ese es un problema de equidad en las vacunas. Y desde el lado de la OMS, estábamos dando la alarma, diciendo que esto no está bien y que realmente deberíamos compartir y que la única forma de poner fin a esta pandemia es haciendo que todos estén a salvo. Por tanto, la equidad de las vacunas nos interesa a todos, a los intereses de todos los países.

De todos modos, comenzamos ahora la vacunación también en países de bajos ingresos. Y el número de países que están recibiendo las vacunas a través de COVAX está aumentando.

Entonces, en nuestro continente, creo que hasta ahora tenemos alrededor de 20 [países] que creo que han recibido [vacunas]. Y la meta que tenemos es antes del 7 de abril. El 7 de abril es cuando observaremos el Día Mundial de la Salud para que al menos todos los países comiencen a vacunar a sus trabajadores de salud y ancianos. Tenemos 31 días para el final, creo, 31 días, ¿no? Y esperamos que todos los países de África, otras regiones comiencen antes de esa fecha. Tenemos ese objetivo.

Y el segundo desafío es el número de personas que se vacunan en el resto de países, especialmente en países de ingresos altos, mientras que África y los países de ingresos bajos de otros continentes apenas están comenzando. Así que estamos… esperando otro desafío por delante porque incluso con el inicio de la vacuna, los países de bajos ingresos pueden recibir menos. Y su cobertura – en términos cobertura poblacional de vacunación – podría ser significativamente menor que [en] los países de ingresos altos y las brechas podrían ser grandes. Así que ahora estamos trabajando para reducir la brecha aumentando la producción.

Y la producción puede aumentarse, ya sabe, haciendo uso de toda la capacidad de fabricación que tenemos a nivel mundial.

Nunca hemos experimentado algo como esto. Sabes, realmente no tiene precedentes. Y deben utilizarse todas las opciones, incluida la intelectual: renuncia a la propiedad intelectual. Si no podemos usarlo ahora, ¿cuándo?

Como saben, si retrocedemos y tratamos de ver algo como esto es hace 100 años en 1918, para ser correctos hace 103 años cuando tuvimos la gripe de 1918 que inmediatamente después de la [Primera] Guerra Mundial afectó al mundo entero y mató decenas de millones de personas, se estima entre 50 y 100 millones. Y ahora estamos presenciando otra pandemia sin precedentes. Entonces, lo que sea que tengamos, tenemos que darlo y aumentar la producción y reducir las brechas en las tasas de vacunación entre los que tienen y los que no tienen. Así que seguiremos abogando por eso. Pero el mundo realmente debería dar todo lo que tiene para acabar con esta pandemia lo antes posible para que las personas puedan recuperar sus vidas y sus medios de subsistencia.

Está afectando al mundo entero y el mundo entero solo puede levantarse juntos. Si hay áreas donde la respuesta es débil, debido, por ejemplo, a la falta de equidad de las vacunas, entonces el virus tendrá la oportunidad de circular. Y es por eso que dije que es de interés para todos usar cualquier medio que tengamos para poner fin a esta pandemia.

VOA: Dr. Tedros, tener acceso a la vacuna es una cosa. Lograr que la gente se vacune es otra cosa. Ha habido muchos problemas relacionados con las vacunas a nivel mundial y en África. ¿Qué opinas de la indecisión, incluso de la desconfianza ante las vacunas, y qué se puede hacer al respecto?

TEDROS: Sí, tienes razón, quiero decir que hay dudas sobre las vacunas en muchos países. Y creo que hay una razón para estudiar, incluso en África, que las personas que dicen que pueden vacunarse de inmediato son alrededor del 70 por ciento. Entonces, debemos entender por qué aquellos que no quieren vacunarse dicen esto. La mayor parte podría deberse a desinformación. Y tenemos que abordar eso.

Y ahora tenemos una asociación muy sólida con la industria de la tecnología y para abordar parte de la información errónea que circula en las redes sociales. Por lo tanto, los recursos confiables pueden tener presencia en las redes sociales para que las personas obtengan la información correcta. Y la otra es que los líderes deben estar a la vanguardia para demostrar que estas vacunas son seguras y efectivas. Y he visto a muchos líderes – jefes de estado, jefes de gobierno en nuestro continente – que se han estado vacunando, ya saben, en el lanzamiento de la [campaña] de vacunación, que es lo que realmente anima a los ciudadanos a seguir a sus líderes. Así que creo que de esta manera podemos abordar las dudas.

Pero por ahora, para ser honesto con usted, más que la vacilación, el problema que veo es la falta de equidad en las vacunas. Entonces, el desafío número uno es tener la vacuna. Entonces, si podemos tener las vacunas y si hay una distribución equitativa de las vacunas y, ya sabes, África obtiene su parte correcta y otros países en desarrollo en otras regiones también obtienen su parte, eso es lo más importante para mí y será mi prioridad, para ser honesto.

Y la vacilación se puede abordar. Así que pongámonos las vacunas y también sí podemos combatir las dudas.

VOA: Y finalmente, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Estados Unidos se reincorporó recientemente a la OMS después de una salida de la administración anterior. ¿Qué opina de esta decisión y qué gran diferencia marcará el regreso de EE. UU. en la lucha contra el COVID en su conjunto?

TEDROS: La decisión del gobierno de Estados Unidos, la nueva administración, es muy, muy crucial, de hecho. El 20 de enero, el presidente había firmado la carta y yo recibí la carta en realidad la mañana del 21 de enero. Y luego recibí una llamada de la vicepresidenta y el Dr. [Anthony] Fauci asistió a la reunión de la junta para también, ya sabes, presentar el mismo mensaje.

Y esto es muy, muy revelador sobre el compromiso de la administración con la salud mundial y el multilateralismo. Y esto será muy importante para todo el mundo porque el liderazgo y el papel global de Estados Unidos es muy, muy crucial.

Por lo tanto, es bueno para el mundo, para la salud global y también es bueno para Estados Unidos porque este país, al trabajar con otros, puede estar mejor protegido y también es bueno para la OMS hacer su trabajo.

Pero volviendo al primero, su papel global y liderazgo global, como saben, la pandemia del VIH / SIDA fue un importante problema de salud global y el liderazgo y apoyo de Estados Unidos y el papel global fueron muy cruciales, como saben a través de la iniciativa PEPFAR del presidente sobre el VIH, cuando los medicamentos se pusieron a disposición de los países en desarrollo y se apoyaron de otras formas, también a través del Fondo Mundial. La contribución de Estados Unidos al Fondo Mundial fue un tercio del volumen total. Entonces marca la diferencia.

Pero no solo las finanzas, sino su papel, su liderazgo es realmente clave y lo ha demostrado en el pasado y en la pandemia ahora, esta pandemia de COVID-19 sin precedentes, esperamos que EE.UU. desempeñe su papel global también, y eso es lo que estamos viendo ahora, y tenemos un buen compromiso, una buena asociación, muy constructiva, y esperamos que el mundo se beneficie de ello, y EE.UU. también se beneficiará de ello, porque es trabajando con otros que los ciudadanos de EE.UU. también estarán seguros. Por lo tanto, es una inversión no solo para el resto del mundo, es para los propios Estados Unidos. Y creo que así es como la administración ve esto, y es muy importante.

Y el mundo se hace cada vez más pequeño. Somos interdependientes, estamos entrelazados. Estamos más cerca de lo que nadie puede imaginar ahora y, al mismo tiempo, para movernos realmente de un lugar a otro, las conexiones que tenemos realmente también traen vulnerabilidad.

Por eso, trabajar juntos es la única opción que tenemos. Así que estamos tan conectados, pero al mismo tiempo también somos tan vulnerables. Por eso tenemos que trabajar juntos. Y es por eso que la OMS dice que la unidad nacional es importante [pero] no politizar este virus, y la solidaridad global es importante. Cuando los dos estén en acción, unidad nacional y solidaridad global, entonces el virus no encontrará grietas para explotar, porque no solo la experiencia técnica sino también la política serán saludables para expulsar el virus.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here