El jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, dijo que discutiría el apoyo militar y financiero «inquebrantable» de la UE a Ucrania cuando visitara Kiev el martes.

La visita se produce días después de que la UE aprobara un paquete de ayuda de cuatro años por valor de 54.000 millones de dólares para Ucrania.

Borrell dijo que también aprovecharía las reuniones en Kiev para hablar sobre reformas en Ucrania mientras el país avanza hacia su membresía en la UE.

El martes también recibió la visita de Rafal Grossi, jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica, que debía visitar la central nuclear de Zaporizhzhia.

Grossi dijo que hablaría con funcionarios y evaluaría “la aún frágil situación de seguridad nuclear en el sitio”, que se encuentra en un área de Ucrania bajo control ruso.

Además de las preocupaciones sobre la seguridad del combustible nuclear en el sitio, la OIEA también ha expresado su preocupación por la reducción del número de personal que trabaja allí.

Zaporizhzhia es la central nuclear más grande de Europa.

Nuevos ataques

Funcionarios ucranianos dijeron el martes que un ataque con misiles rusos en el noreste de Ucrania mató a una persona e hirió a otras tres.

Oleg Sinegubov, gobernador regional de Kharkiv, dijo que dos misiles S-300 destruyeron un hotel de tres pisos en la ciudad de Zolochiv.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que destruyó siete aviones no tripulados ucranianos sobre la región de Belgorod, fronteriza con Ucrania.

Vyacheslav Gladkov, el gobernador regional, dijo en Telegram que los escombros que cayeron de los drones derribados dañaron algunos edificios en varias ciudades, incluidas Gubkin y Volokonova.

[Parte del material para este informe provino de Agence France-Presse y Reuters]

Redacción: Voz de América.