Laura es una mujer de 35 años que actualmente vive en México. En septiembre de 2019 viajó a ese país con la intención de cruzar la frontera a Estados Unidos hasta que, junto a su esposo e hija, cayó en manos de miembros de una organización delictiva mexicana dedicada a secuestrar a migrantes para pedir rescate.

La dramática experiencia la hizo desistir de viajar a Estados Unidos y su testimonio forma parte del informe titulado “Las voces de ellas: situación de las mujeres venezolanas en el contexto de la movilidad humana”, elaborado por distintas organizaciones defensoras de derechos fundamentales miembros de la Red de Activistas Ciudadanos por los Derechos Humanos Internacional (Redac Internacional).

El trabajo de documentación presenta testimonios de 46 mujeres venezolanas y un hombre trans ubicados en 10 países, que salieron de territorio venezolano entre 2014 y 2021, y refleja “discriminaciones intersectadas en razón del género, el estatus migratorio, la clase social, la identidad de género y la orientación sexual”.

Ana María Palacios, coordinadora del informe que visibiliza las violencias a las que “se ven sometidas las mujeres durante el proceso migratorio”, resaltó que de acuerdo a los testimonios recabados, en general, no existe un “factor decisivo” respecto a las motivaciones para salir de Venezuela, pero se pudo identificar que las distintas dinámicas se vinculan con motivos de género.

Aunque de acuerdo al informe se estima que la mayoría del fluyo migratorio está conformado por mujeres y niñas en un 53,65%, especialmente en la región Latinoamericana, el subregistro y las dificultades institucionales son algunas de las limitaciones para conocer cuáles son las situaciones que enfrentan.

Natalia Matamoros, integrante de la organización “Es pa’ lante”, afirmó que en 2021 se acentuó el ingreso de grupos familiares provenientes de Venezuela que, vía aérea o cruzando el Tapón del Darién, llegan a México con la intención de trasladarse a Estados Unidos, un tránsito en el que se exponen a “cualquier cantidad de peligros”.

Matamoros hizo referencia a casos de mujeres venezolanas, que en México, han sido sometidas a maltratos, discriminación, acoso y ofertas engañosas de empleo y, aunque formalizan la denuncia, “no existe seguimiento” por parte de las autoridades.

“Ella me dice que ella se siente desprotegida, que se siente desamparada y es el malestar general entre las mujeres que yo entrevisté. Hay un nivel de impunidad bastante importante. Hay mucha corrupción entre las instituciones y no sabes dónde denunciar o tienes miedo de denunciar y que tomen represalias, bien sea los victimarios o que no se haga nada”, añadió.

Anamaría González Oxford, directora de la organización Reto, expuso la situación de mujeres víctimas de la violencia política y que, aún estando fuera de Venezuela, siguen atravesando riesgo y persecución.

“Normalizamos la violencia contra la mujer dentro de la política porque entendemos que es inherente de la definición de totalitarismo, autoritarismo del Estado venezolano, del gobierno venezolano y no estamos conscientes de nuestros derechos dentro del país y lo trasladamos fuera del país”, resaltó respecto a las entrevistas a mujeres que han salido del país por motivos políticos.

De acuerdo a la Agencia de la ONU para Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el número de personas refugiadas y migrantes de Venezuela en todo el mundo supera los 6 millones de personas.

La semana pasada, el canciller venezolano Félix Plasencia exhortó a los gobiernos de la región a que “respeten los derechos humanos de todas las personas migrantes y cesen en la promoción de cualquier acto de xenofobia en contra de la población migrante venezolana”.

A propósito del Día Internacional del Migrante, Plasencia reiteró el compromiso del Gobierno del presidente Nicolás Maduro “con la implementación de planes, como Vuelta a la Patria, para facilitar la migración de retorno” de los connacionales en el exterior.

Según la página del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, hasta el 8 de diciembre, 27.816 venezolanos han regresado al país voluntariamente a través del programa implementado en agosto de 2018.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here