La organización Human Rights Watch (HRW, por sus siglas en inglés) ha criticado a la iniciativa ‘Estrella solitaria’, en Texas, por presuntos abusos contra inmigrantes al llegar a la frontera sur de Estados Unidos.

Ahora HRW quiere que el gobierno federal intervenga para frenar la iniciativa, que califica de abusiva y discriminatoria, dijo la vocera de HRW, Clara Long, a la Voz de América.

«Human Rights Watch está instando al Departamento de Justicia a intervenir en Texas, ya sea para solicitar a los tribunales que detengan este operativo, para abrir una investigación de depuración de lo que constituye algo que se llama el patrón o práctica de violaciones de derechos civiles”, dijo Long.

La estrategia ‘Estrella Solitaria’ (‘Lone Star’, en inglés) fue creada el 6 de marzo de 2021 por orden del gobernador de Texas, Greg Abbott, con la intención de “abordar la crisis en la frontera sur”, según dijo en referencia a la llegada de inmigrantes con estatus irregular, procedentes, principalmente, de América Central y el Caribe.

Según Abbott, “la crisis» en la frontera sur «continúa escalando debido a las políticas de la Administración Biden, que se niega a asegurar la frontera e invita a la inmigración ilegal”.

‘Estrella Solitaria’ se apoya en el Departamento de Seguridad Pública estatal y en la Guardia Nacional de Texas para el despliegue de efectivos de seguridad fronteriza aérea, terrestre, marítima y táctica.

“Hasta ahora han arrestado a más de 1.500 personas, en su mayoría por delitos menores, cargos de invasión de propiedad, pero estos cargos no se presentan en los tribunales, por lo que lo que está sucediendo es una especie de arresto selectivo sistemático que mantiene a personas en condiciones realmente difíciles y sin cargos. Eso solo se justificaría como una forma de apuntar a los migrantes como criminales», dijo Long.

En respuesta a una solicitud de comentarios de la VOA, la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) de EE. UU. se desmarcó del proceder del Departamento de Seguridad Pública de Texas (TX DPS).

«El CBP no juega papel alguno ni tiene relación de manera alguna con la operación Estrella Solitaria del TX DPS, ni con grupos privados de ningún tipo», dijo un portavoz de CBP por correo electrónico.

En un informe este lunes, HRW recalcó que la iniciativa contra los inmigrantes con estatus irregular “se basa en una narrativa xenófoba”.

Controvertido trato a los inmigrantes

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) fue cuestionado el pasado 16 de noviembre en una audiencia de supervisión en el Senado por el representante demócrata por California, Alex Padilla, quien solicitó respuesta del jefe de esa entidad, Alejandro Mayorkas.

Padilla refirió la muerte del inmigrante de origen hispano Anastacio Hernández Rojas, quien -aseguró- resultó muerto a manos de agentes del orden en San Diego.

“El expediente policial revela que, después del incidente, los agentes de la Patrulla Fronteriza destruyeron, alteraron y retuvieron evidencia del Departamento de Policía de San Diego”, dijo Padilla, quien además citó el caso de los migrantes haitianos azuzados con látigos y caballos por agentes de la Patrulla Fronteriza en septiembre de este año en Del Río, Texas.

El DHS emitió el mismo 16 de noviembre una declaración de prensa, asegurando que ha remitido la investigación a la Oficina de Responsabilidad Profesional (OPR) de la Patrulla.

“El DHS mantiene su compromiso de realizar una investigación exhaustiva, independiente y objetiva”, indicó la nota oficial.

Según los estatutos del estado de Texas, todo individuo tiene derecho a representación legal. El artículo 26.04 expresa que un abogado debe ser asignado durante los tres días hábiles posteriores a la solicitud emitida por parte del acusado.

La Voz de América envió solicitud de comentarios el miércoles por correo electrónico a los departamentos de Estado, Seguridad Nacional y Justicia, así como al Departamento de Seguridad Pública de Texas. Hasta el momento de publicar esta nota, no había recibido respuesta.

* Con la colaboración de Luis Felipe Rojas, desde Miami.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here