El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, rompió el silencio en el caso del periodista Jamal Khashoggi este miércoles, asegurando que el caso fue «doloroso» y que «la justicia prevalecerá» tras el asesinato del disidente saudí en el consulado del reino en Estambul.

 

Sus comentarios son los primeros desde que salió a luz pública la muerte del también columnista del The Washington Post, y llegan después de que los saudíes emitieran contradictorias versiones oficiales con respecto al suceso que cada vez ha generado, con el paso de los días y con las más recientes revelaciones, una mayor presión internacional sobre Arabia Saudí.

 

El poderoso príncipe heredero hizo la declaración el miércoles en un panel de discusión de la conferencia internacional de inversión en Riad, capital de Arabia Saudí, donde prometió que todos los culpables serían castigados, y que su país trabajaría junto a Turquía «para lograr resultados».

 

«El incidente que ocurrió es muy doloroso para todos los saudíes (…) El incidente no es justificable», dijo. «La justicia al final aparecerá», agregó el príncipe heredero, según reportó Reuters.

 

El evento en Riad, organizado por el príncipe, se vió opacado después que líderes empresariales extranjeros, funcionarios y otros asistentes cancelaron su participación en el certamen, tras la aún misteriosa muerte de Khashoggi, cuyas columnas de opinión en The Washington Post lo convirtieron en un reconocido opositor de la familia real en Arabia Saudita.

 

Desde el comienzo, las versiones de los saudíes fueron desde la negación del crimen, hasta la muerte del periodista durante una reyerta dentro del consulado en Turquía, a donde el periodista había acudido para recoger un documento para su próxima boda. Pero nunca salió del lugar.

 

Desde entonces, Turquía sostiene que Khashoggi fue asesinado el 2 de octubre por un escuadrón de 15 saudíes, que incluía a un miembro del séquito del príncipe Mohammed en sus viajes al extranjero.

 

Riad sugirió, sin ofrecer pruebas, que la muerte fue accidental. Sin embargo, en el reino no se toma ninguna decisión importante sin la aprobación de la familia gobernante Al Saud.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se mantuvo firme en su presión el miércoles.

 

El presidente de EEE.UU., Donald Trump, dijo el martes que las autoridades sauditas organizaron el «peor encubrimiento de la historia» en la muerte del periodista Jamal Khashoggi, mientras que su gobierno se comprometió a revocar las visas de algunos de los responsables.

 

El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo el miércoles que Arabia Saudí no habría asesinado al periodista Jamal Khashoggi sin protección estadounidense, según la Agencia de Noticias de la República Islámica (IRNA).

 

Saudi Arabia's Crown Prince Mohammed bin Salman makes his way to his car upon arriving at Torrejon's military airbase in Torrejon de Ardoz, outside Madrid, Spain, April 11, 2018. REUTERS/Sergio Perez

 

«Nadie imaginaría que en el mundo actual y en el nuevo siglo, seríamos testigos de un asesinato tan organizado y que un sistema planearía un asesinato tan atroz», dijo Rouhani, según IRNA.

 

May dijo que su país revoca a partir de hoy las visas «de todos los sospechosos para evitar que entren al Reino Unido,y reiteró que los saudíes deben cooperar con Turquía en «una investigación completa y creíble».

 

El asesinato de Khashoggi ha provocado que países europeos se cuestionen la venta de armas a Arabia Saudita, uno de los mayores compradores de armamento sofisticado.

 

El secretario de Estado, Mike Pompeo, anuncio el martes que EE.UU. revocó las visas de algunos funcionarios saudíes implicados en la muerte de Khashoggi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here