Los remanentes de Nana todavía podrían provocar crecidas repentinas de ríos, deslaves y daños a la red de carreteras del país.

CIUDAD DE GUATEMALA – La tormenta tropical Nana provocó intensas lluvias en la parte norte de Guatemala, pero no se han reportado daños mayores, evacuaciones o personas lesionadas.

Sin embargo, aunque el fenómeno ya abandonó el territorio guatemalteco, sus remanentes podrían seguir causando lluvias, como explicó el meteorólogo del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, César George.

“Las lluvias van a continuar para el día viernes y el fin de semana asociados a los sistemas migratorios normales como son las ondas del este. No descartamos que se presenten algunas crecidas repentinas de ríos, deslaves y daños en la red vial del país”, dijo George.

Según el último informe de la Coordinadora Nacional para la reducción de Desastres, CONRED, Nana provocó daños leves en dos viviendas y daños moderados en una vivienda, un puente fue destruido y se contabilizan más de cuatro mil personas afectadas.

Como Guatemala es un país de alta producción agrícola, con alrededor de 4,8 millones de personas que dependen económicamente de la producción agropecuaria y forestal, ante la llegada de Nana el Ministerio de Agricultura activó una alerta dirigida principalmente a productores de granos básicos, cardamomo y pastos para ganado, sobre todo por la llegada de plagas.

El ministro José Ángel López Camposeco explicó que después de una tormenta el exceso de humedad provoca plagas y enfermedades.

“Tenemos que estar atentos con las acciones inmediatas para prevenir cualquier brote de enfermedad y mantener la vigilancia de los cultivos”, dijo el funcionario.

También recomendó agilizar las cosechas y mantener vigilancia en cultivos cercanos a ríos, mientras la recomendación para los ganaderos es estar alerta ante posibles inundaciones.

Por lo pronto, las autoridades han emitido boletines cada dos horas para informar y prevenir a los productores agropecuarios acerca de la situación climatológica tras el paso de Nana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here