El gobierno de Nicolás Maduro no renovó la visa a un grupo de miembros de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la Unión Europea, que estaba en Caracas para seguir las incidencias de los comicios regionales del pasado 21 de noviembre, confirmó a VOA una fuente relacionada con organizaciones gubernamentales.

La misma fuente, explicó que, por esta decisión, los observadores europeos deberán abandonar Venezuela este fin de semana. Según reportes de agencias como Bloomberg o Reuters, e incluso el diario español El País, el grupo tenía programado salir de Venezuela en una semana.

La Voz de América consultó al jefe de comunicaciones de la delegación, Renaud Dewit, quien se limitó a contestar : «Por el momento, no habrá más declaraciones” de la misión.

La delegación presentó un informe preliminar dos días después del proceso electoral. Aunque destacaron mejoras en las condiciones, señalan que persisten “deficiencias estructurales”.

Entre los desequilibrios que encontraron está el uso “extendido” de recursos del Estado para campañas, la “falta de independencia judicial”, e incluso, la “no adherencia al estado de derecho”.

Luego de esta presentación, el presidente venezolano Nicolás Maduro acusó a los integrantes de la MOE de la Unión Europea de ser una “delegación de espías” y negó que fuesen observadores internacionales.

“Quienes vinieron como enemigos, la delegación de espías de la Unión, no encontraron ni un elemento para criticar el sistema electoral. Buscaron en un informe lleno de improvisaciones y mal redactado, buscaron y trataron de manchar el proceso electoral impecable y democrático de Venezuela y no pudieron”, dijo el domingo en declaraciones transmitidas por el canal oficial.

El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, dijo que la presencia de la UE en la nación suramericana para estas elecciones contribuirá a encontrar una solución a la crisis política a través del diálogo.

Borrell también se refirió a las acusaciones de “espías”, argumentando que el buen recibimiento de los miembros de la misión y el informe preliminar sugieren que la decisión de observar los comicios fue “la correcta”.

La MOE de la UE tiene programado regresar a Venezuela a principios de 2022 para presentar su informe final, que incluiría sus recomendaciones.

*Con información de Adriana Nuñez Rabascall, desde Caracas.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here