En un intento por mantener su autenticidad y crear música “nueva y fresca” el intérprete de salsa, baladas románticas y boleros Gilberto Santa Rosa se prepara para iniciar este año la segunda parte de su gira internacional “Auténtico” y comparte con la Voz de América algunos secretos que han sido parte de su éxito.

Ganador de un premio Grammy y cinco Latin Grammy, Gilberto Santa Rosa afirma que es “imposible” enumerar y mencionar la larga lista de personas a quienes tendría que agradecer por haber sido parte de su carrera artística y de los distintos giros que ha dado en su vida profesional, pero con 62 años de vida y más de 40 en el mundo artístico “si tuviera que agradecer a alguien sería a mis padres”.

VOA: Gilberto Santa Rosa ha mencionado que le gusta cambiar, pero al mismo tiempo permanecer auténtico. ¿Ha sido difícil llegar hasta aquí y ser auténtico?

Gilberto Santa Rosa: Más que difícil ha sido intenso, pero igualmente divertido porque yo comencé siendo un niño, tenía 14 años cuando salí profesionalmente y me he divertido cantidad porque en la búsqueda de alcanzar el sueño uno se divierte. Pasan cosas buenas, menos buenas, pero el saldo ha sido positivo. A veces los artistas creemos que estamos solos en el mundo y que llegamos hasta donde estamos a puro esfuerzo y talento, pero me gusta reconocer que en este camino también hay personas que hacen posible que se desarrollen los sueños.

Gilberto Santa Rosa inicia la segunda parte de su gira internacional el sábado 10 de febrero en el MGM National Harbor, Oxon Hill, Maryland.
Gilberto Santa Rosa inicia la segunda parte de su gira internacional el sábado 10 de febrero en el MGM National Harbor, Oxon Hill, Maryland.

VOA: En esta carrera es muy difícil mencionar a las personas que te han ayudado y la lista sería interminable, pero si tendrías que mencionar a una persona ¿a quién darías las gracias en este momento de tu vida?

Santa Rosa: Enumerarlos sería imposible, pero te voy a decir que agradezco a mis padres que un día espontáneamente cuando vieron mi oficio -yo ya había grabado por primera vez-, me dijeron mira ‘sabemos que te quieres dedicar a esto y queremos apoyarte’. Para mí ese fue el momento más importante de mi carrera porque quizá yo la hubiera retrasado un poco al no tener el apoyo total de mis padres.

En un principio sí yo fui a la universidad, pero no en busca de un título, fui a vivir una vida universitaria como parte de la estrategia de ser un cantante. Suena raro, pero así lo pensé en un momento. Conociéndome, quizá por respeto a mis padres hubiera empezado más tarde mi carrera artística, quizá los hubiera complacido con estudiar otra carrera.

VOA: Entonces, ¿tus padres te abrieron la puerta para que sigas con tu sueño?

Santa Rosa: Bueno sí me echaron la bendición y de ahí empecé con más entusiasmo porque sabía que no tenía ese obstáculo y que no iba a tener un problema en mi familia con mi decisión.

VOA: Como salsero y sonero ¿Crees que la salsa va a morir con la aparición de nuevos géneros?

Santa Rosa: A juzgar por el récord, la salsa no morirá nunca. Existe un grupo importante de jóvenes haciendo salsa, lo que ha cambiado son las condiciones de cómo se difunde esta música, cómo llega al público. El caso de Latinoamérica es muy interesante porque los veteranos de la salsa todavía siguen vigentes y hay mucha juventud que va a verlos y por otro lado tienes a una juventud que tiene otro lenguaje, que tiene otra manera de comunicarse que también está haciendo un trabajo importante. Yo tengo fe que es esa juventud la que va llevar el balón en cuanto al género salsero.

VOA: ¿Y cree que las redes sociales juegan un papel fundamental en esta difusión?

Santa Rosa: Nosotros los salseros nos tardamos un poco en entrar a ese movimiento de las redes sociales. Para los salseros nuevos, eso es como respirar, entonces ellos tienen una gran ventaja. Para nosotros fue un poco difícil salir de lo convencional. La salsa de hecho no tiene el protagonismo que tenía en los 70’s, 80’s, 90’s y hasta principios del 2000, pero existe mucha gente talentosa y hay una combinación de juventud con ganas que es positivo para la música, entonces la salsa sigue siendo un género que la gente lo ve con mucho respeto.

VOA: ¿Cómo describiría Gilberto Santa Rosa a un sonero?

Santa Rosa: Esa es la gran controversia. En su esencia la palabra es muy simple. Sonero es un intérprete de son, pero en el concepto que se ha creado un sonero debería ser un cantante de este tipo de música que tiene la capacidad de que con su interpretación pueda elevar el entusiasmo de la pieza y la intensidad. En una época un sonero debía improvisar y crear un intercambio de energía con la orquesta donde te conviertes en un instrumento más de la orquesta y la llevas a otro nivel. Para mí un sonero es una combinación de todo eso. Tiene que tener un sentido del ritmo de eso que se llama la clave, tiene que tener vocabulario y un balance entre el lenguaje de la calle y el lenguaje culto.

El cantante puertorriqueño Gilberto Santa Rosa, asegura que seguirá cantando hasta que lo pueda hacer bien, con dignidad y hasta que el cuerpo aguante. [Foto: Cortesía Alejandro Granadillo].
El cantante puertorriqueño Gilberto Santa Rosa, asegura que seguirá cantando hasta que lo pueda hacer bien, con dignidad y hasta que el cuerpo aguante. [Foto: Cortesía Alejandro Granadillo].

VOA: ¿ Qué representa Puerto Rico para Gilberto Santa Rosa?

Santa Rosa: Yo nací, me crié y vivo aquí en Puerto Rico. Para mí ser puertorriqueño ha sido vital. Ha sido mi casa, sin lugar a dudas la cuna de mi carrera y sin quitarle mérito a nadie mi mejor plaza. En Puerto Rico me empecé a desarrollar profesionalmente, así que para mí Puerto Rico es mi vida.

VOA: Puerto Rico cuna de artistas y de salseros ¿Cuál es el secreto?

Santa Rosa: Siempre he dicho de broma que el Señor cuando creó la tierra, esta isla le quedó muy pequeñita y nos mandó talento para que nos defendiéramos. Aquí hay salseros, hay rockeros, hay urbanos, grandes compositores músicos, arreglistas. Esto es de reír porque yo estoy convencido de que por metro cuadrado nosotros somos la isla que más talento tiene. Nuestra condición de isleño nos ayuda mucho y para nosotros el ritmo es natural. Nosotros somos la menor de las Antillas Mayores y tenenos a Cuba y a República Dominicana al lado y se me antoja decir que Puerto Rico es como una mezcla de los tres lugares. Puerto Rico es puro sabor que no solamente es salsa.

Gira internacional con «Debut y segunda tanda»

VOA: En esta gira presentas tu último álbum “Debut y segunda tanda”. ¿En qué consiste esta propuesta?

Santa Rosa: Este concepto nació durante la pandemia cuando el estudio de grabación se convirtió en mi refugio. Este es un disco muy curioso porque incluye temas nuevos como «Cartas sobre la mesa» y «For sale», como canciones que en algún momento pensé en grabar. Hacer otras versiones de canciones a veces es muy peligroso. Quería hacer algo nuevo y fresco, pero sin perder precisamente la autenticidad. Es así que se me ocurre ponerle al disco Debut por las canciones nuevas y Segunda Tanda por las canciones que yo les di ese segundo aire.

VOA: ¿Esta gira que va por EEUU también incluye países de Latinoamérica?

Santa Rosa: Sí voy a Santiago de Chile, Bogotá, Colombia, Lima Perú, y más adelante visitaremos Centroamérica. Estoy entusiasmadísimo porque a mí me gusta girar y esta es una manera de regresar y ver en muchos lugares el crecimiento de mi carrera. En algunos incluso dentro de EEUU, estoy yendo a sitios donde antes llegaban 150 o 300 personas y ahora voy a casa llena y eso es muy gratificante para la carrera y en lo profesional ver el desarrollo a esta edad, después de tantos años de estar haciendo música.

VOA: Y ya que hablas de edad ¿Hasta cuándo piensas seguir en esta profesión?

Santa Rosa: Hasta que pueda cantar bien. Y hasta que físicamente el cuerpo soporte este trajín. Mientras la presentación sea digna me gustaría estar ahí. En estos día me estoy reuniendo con el maestro Willy Rosario y el señor cumple nada más y nada menos que 100 años. Lo veo activo, con su orquesta y todavía hace giras y me da una inspiración increíble. Caramba ojalá pueda llegar ahí, pero cantando bien porque es muy triste ver a un artista sobrevivir artísticamente cuando sus recursos no están donde deberían estar.

Redacción: Voz de América.