La misión del Barco Hospital Papa Francisco y San Juan Pablo II no se detiene. Persiste la atención a pacientes con síntomas de coronavirus en la región de Bajo Amazonas

El Barco-Hospital Papa Francisco sigue llenando de misericordia la Amazonía a través de su servicio de salud para los habitantes de las zonas ribereñas. Lo hace ya desde hace más de un año y lleva contabilizadas más de una decena de expediciones.

Aquella odisea, que pudiste conocer en Aleteia, había tenido su origen en una conversación entre el papa Francisco y fray Francisco Belotti, superior general de la Fraternidad San Francisco de Asís de la Providencia de Dios (Brasil). Sucedió S en 2013, durante la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), y el Papa preguntó si la fraternidad tenía presencia en la Amazonía.

Con el correr del tiempo, la inquietud se transformó en acción y junto a la Diócesis de Óbidos (Estado de Pará) fue posible poner en marcha el primer Barco-Hospital Papa Francisco.

También Juan Pablo II

Pero desde hace algún tiempo a esta parte Francisco no está solo en la Amazonía, pues en octubre de 2020 se firmó la compra de otro buque que a la postre se convertiría en el Barco Hospital Juan Pablo II. También con servicio en el Bajo Amazonas y con la mano de la Fraternidad San Francisco de Asís.

AMAZONIA

franciscanosnaprovidencia.org.br

La lucha contra el coronavirus

Actualmente, ambas embarcaciones se encuentran brindando atención a pacientes con síntomas leves y moderados de coronavirus, recuerda la web de la fraternidad. Siguen trabajando de forma contundente en el Bajo Amazonas.

En ese sentido, también se recuerda que el flujo de atención durante este mes de febrero se ha dividido en “dos fases”.  Desde el primero de febrero y hasta el 12 el turno fue para los municipios de Óbidos Oriximiná, Terra Santa, Juruti y Curuá. Ya desde el 17 y hasta este 25 de febrero el trabajo se hacía en Almerim, Prainha, Monte alegre y Alenquer.

Un trabajo fundamental contra coronavirus

 “El Hospital Barco es un importante instrumento contratado para brindar apoyo asistencial, llevando salud a toda la población, ya sea de ribera, de los distritos o del propio municipio, que se espera esté atracado. Estamos atendiendo de calidad a la población del Estado de Pará”.

Así se expresó Rômulo Rodovalho, secretario de Salud Pública de Pará (Sespa), prosigue la web de la fraternidad. Sus declaraciones avalan la importancia que están teniendo estas embarcaciones en la lucha contra el coronavirus en uno de los países más afectados del mundo como Brasil.

Por otro lado, se recuerda que la clave del éxito también ha estado dada por la coordinación de tareas con las autoridades locales.

En tanto, se indica que la labor no se detiene. Ya para el mes de marzo está previsto ofrecer servicios en el municipio de Óbidos.

“Por la mañana, se servirá Vila Poranga, por la tarde los servicios serán en São Raimundo. En la mañana del martes (2), es el turno de la comunidad de Santo Antônio Paraná de Baixo y por la tarde, de Cristo Rei. El miércoles (3), las comunidades de São Lázaro y Nossa Senhora das Graças Paru reciben asistencia”, se indica.

Más imágenes sobre el barco hospital aquí (hacer click en galería):

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here