La Federación Internacional de Fútbol Asociado, FIFA, abrió este jueves un expediente disciplinario contra el presidente de la Federación española de Fútbol, Luis Rubiales, por su comportamiento en la final del Mundial femenino.

El comité disciplinario del ente que rige el fútbol mundial estudiará si Rubiales incumplió las “normas básicas de la conducta decente” y “se comportó de una forma que desprestigia al deporte del fútbol y/o a la FIFA”.

Rubiales besó a la jugadora española Jenni Hermoso en la boca durante la entrega de trofeos y medallas del domingo tras la victoria 1-0 del equipo ante Inglaterra en Sídney, Australia.

Unos minutos antes, Rubiales se agarró la entrepierna en gesto de victoria en una zona exclusiva del palco cerca de la reina Letizia de España y la infanta Sofía, de 16 años.

Hermoso ha dicho que no le gustó el beso y el sindicato nacional de futbolistas que la representa, y que Rubiales dirigió en el pasado, pidió el miércoles que su conducta no quede impune.

La FIFA respondió este jueves.

“La FIFA reitera su compromiso inquebrantable con el respeto a la integridad de todas las personas y condena con firmeza cualquier comportamiento de lo contrario”, indicó el organismo.

La FIFA no dio plazos para una decisión. Los jueces de su comité disciplinario pueden imponer sanciones sobre particulares que van desde advertencias y multas a inhabilitaciones del deporte.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here