La junta de supervisión de Facebook Inc confirmó el miércoles la suspensión del expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pero le dio a la compañía seis meses para determinar una “respuesta equilibrada” en el futuro, un veredicto que puede trazar cómo las redes sociales tratarán el incumplimiento de las reglas por parte de líderes mundiales en el futuro.

La junta dijo que el riesgo continuo de violencia grave justificaba la suspensión de Facebook en ese momento, pero dijo que “no era apropiado que Facebook imponga una suspensión ‘indefinida'”. La junta dijo que Facebook buscaba eludir sus responsabilidades aplicando “una sanción vaga y sin estándares” y luego remitiendo el caso a la junta para que lo resuelva.

Además, aseguró que Facebook debería determinar una respuesta que sea consistente con las reglas aplicadas a otros usuarios de la plataforma.

“Facebook dejó la suspensión indefinida y remitió todo el asunto a la junta de supervisión, aparentemente esperando que la junta hiciera lo que no había hecho”, dijo Michael McConnell, copresidente del organismo, durante una conferencia de prensa después de publicar su decisión el miércoles.

McConnell agregó: “Las sanciones indefinidas de este tipo no pasan la prueba internacional o estadounidense en cuanto a claridad, consistencia y transparencia”.

Facebook bloqueó indefinidamente el acceso de Trump a sus cuentas de Facebook e Instagram por preocupaciones de más disturbios violentos, luego del asalto al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero por partidarios del expresidente.

“Ahora consideraremos la decisión de la junta y determinaremos una acción que sea clara y proporcionada”, publicó Nick Clegg, vicepresidente de comunicación y asuntos globales de Facebook, en una entrada de blog después de la decisión.

“Mientras tanto, las cuentas del señor Trump siguen suspendidas”.

En el momento de la suspensión, el presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo en una publicación que “los riesgos de permitir que el presidente continúe usando nuestro servicio durante este período son simplemente demasiado grandes”.

Posteriormente, la compañía remitió el caso a su junta recientemente establecida, que incluye académicos, abogados y activistas de derechos, para decidir si mantener la prohibición o no.La junta de supervisión de Facebook Inc confirmó el miércoles la suspensión del expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pero le dio a la compañía seis meses para determinar una “respuesta equilibrada” en el futuro, un veredicto que puede trazar cómo las redes sociales tratarán el incumplimiento de las reglas por parte de líderes mundiales en el futuro.

Facebook bloqueó indefinidamente el acceso de Trump a sus cuentas de Facebook e Instagram por preocupaciones de más disturbios violentos, luego del asalto al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero por partidarios del expresidente.

“Ahora consideraremos la decisión de la junta y determinaremos una acción que sea clara y proporcionada”, publicó Nick Clegg, vicepresidente de comunicación y asuntos globales de Facebook, en una entrada de blog después de la decisión.

“Mientras tanto, las cuentas del señor Trump siguen suspendidas”, concluyó.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here