TEGUCIGALPA – El expresidente de Honduras Porfirio Lobo reafirmó su inocencia después de prohibírsele la entrada en Estados Unidos por haber presuntamente recibido sobornos de narcotraficantes.

La decisión del Departamento de Estado anunciada el martes incluye también a su esposa y miembros de su familia.

Lobo reaccionó diciendo que “ellos (Estados Unidos) se dan a la tarea de señalar gente” y dijo que “nunca” ha estado ante un tribunal.

“Si tienen pruebas, que las remitan y si es así me someto. Ya en su tiempo me comuniqué con la misma embajada por cualquier investigación, nada ha pasado”, expreso el expresidente a los medios de comunicación.

Lobo y su esposa aparecieron en la denominada “Lista Engel” publicada el primero de julio de funcionarios involucrados en presuntos actos de corrupción en Honduras, El Salvador y Guatemala.

El tema volvió a ser noticia debido a la reacción del secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, quien a través de un comunicado señaló que mientras el expresidente Lobo estaba en el cargo aceptó sobornos de la organización narcotraficante “Los Cachiros” a cambio de favores políticos.

Para el politólogo Sergio Vélez esta situación marca un precedente en la lucha contra la corrupción, ya que fueron señalados en la lista Engel después de una investigación encargada por el Congreso de Estados Unidos.

“Esto le da peso a la lista Engel por los señalamientos, así como otros funcionarios y que, a nivel del Departamento de Estado, serán señalados por corrupción, perdiendo su visado, bienes. Esto quiere decir que nadie está por encima de la ley de los Estados Unidos”, explicó Vélez.

El documento menciona que la exprimera dama Rosa Elena de Lobo estuvo involucrada en actos de corrupción mediante el fraude y la malversación de fondos públicos para su beneficio personal.

Escuche
Honduras: EE.UU. reacciones caso Lobo
00:00 / 00:00

Rosa Elena de Lobo se encuentra actualmente bajo un proceso judicial donde se le investiga el desvío de más de 12 millones de lempiras, un equivalente a 500.000 dólares de las oficinas de Gobierno.

El expresidente Lobo Sosa dijo que su visa de entrada a Estados Unidos le fue retirada hace cuatro años cuando denunció a Luiz Marrey Guimaraes, ex portavoz de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras, por acusarlo sin tener pruebas.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here