El expresidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz Óscar Arias se vio envuelto el martes en un escándalo tras la publicación de una denuncia por supuesta violación interpuesta por una activista a favor del desarme nuclear.

 

Arias negó la acusación y dijo que se someterá a la justicia.

Según un artículo del Semanario Universidad de Costa Rica, el presunto abuso habría sido cometido el 1 de diciembre de 2014 en la casa del exmandatario en San José contra una médica, entonces de 30 años, quien habría asistido allí a una reunión relacionada con su causa antibélica.

 

En su relato ofrecido al medio costarricense, la mujer indicó que Arias la tomó por detrás, le tocó los senos y empezó a besarla mientras ella le recordaba que era un hombre casado.

 

“No me acuerdo bien qué me respondió él, pero me siguió tocando, me metió los dedos en la vagina y me tocó toda y me besó. Y después dijo que me esperara un toque y se salió de la oficina. Yo estaba como que no sabía qué hacer, me sentía atrapada en ese momento”, narró al semanario.

 

La mujer presentó ante la justicia el lunes una denuncia contra Arias por el delito de violación.

 

La denunciante fue identificada por su nombre en el semanario, pero ante una consulta de The Associated Press la Fiscalía Adjunta de Género confirmó que recibió la denuncia, pero aclaró que por tratarse de un caso en investigación sobre un presunto delito sexual no revelaría más información.

 

La mujer aseguró que Arias le propuso encontrarse en otro lado, ocasión que aprovechó para escapar y luego le dijo al político que se había ido a una reunión con un asesor de una diputada en la Asamblea Legislativa.

 

“Les dije que, por favor, por favor, por favor me dejaran ir a la Asamblea porque tenía tanto miedo de mentirle a Óscar Arias, que yo le dijera: ‘no, es que estoy en la Asamblea’ y que él tuviera algo así como espías”, relató la mujer.

 

oscar-arias-kZq--620x349@abc

 

En la publicación tanto el asesor como la exdiputada confirmaron que la activista les comentó lo presuntamente sucedido con Arias y que estaba visiblemente afectada.

 

El expresidente costarricense emitió una breve declaración en la que rechazó haber cometido algún tipo de abuso contra la denunciante o cualquier persona.

 

El dos veces mandatario costarricense (1986-1990 y 2006-2010) también enfrenta una acusación por el presunto favorecimiento para la adjudicación de un proyecto minero en 2008.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here