Una investigación halló que las autoridades de Estados Unidos y México discriminan especialmente a los migrantes afrodescendientes que esperan lograr asilo en suelo estadounidense.

El ​estudio, elaborado por las organizaciones Espacio Migrante y Haitian Bridge Alliance -en conjunto con Refugees International , señala que centroamericanos y latinoamericanos en general tuvieron dos veces más posibilidades de recibir atención médica que los haitianos y africanos encuestados.

Los datos del estudio indican que el 28,6% de los africanos, el 32% de los haitianos y el 59% de los centroamericanos y latinoamericanos dijeron haber tenido acceso a atención médica.

Según los hallazgos, además, los haitianos y africanos encuestados se vieron más golpeados por la pandemia mientras esperaban en la frontera mexicana.

El estudio también encontró violaciones a los derechos de empleo, educación y acceso a la vivienda, por lo que recomienda a Estados Unidos y México acabar con políticas que empeoran la situación de los migrantes.

Por ejemplo, dice el informe, «el 97% de los africanos, el 96% de los haitianos y el 97% de los latinoamericanos y centroamericanos encuestados dijeron que COVID les había dificultado cubrir sus gastos de vivienda».

Entre otros hallazgos, dice que ​aproximadamente las tres cuartas partes de las personas encuestadas perdieron su trabajo debido a la pandemia: «El 74% de los africanos, el 66% de los haitianos y el 82% de los latinoamericanos».

Paulina Olvera, coautora del estudio y directora de Espacio Migrante, una de las organizaciones que encuestó durante 2020 a más de 300 migrantes de diferentes nacionalidades, dijo en entrevista con la Voz de América que el estudio trajo «luz sobre otras problemáticas como el acceso a derechos, sobre todo por [parte de] la población migrante afrodescendiente porque todavía sufren discriminación en Tijuana”.

“Tenemos testimonios con este estudio de haitianos y africanos que se les negó la salud, incluso teniendo documentos”, agregó.

Según Olivera, la situación se agrava puesto que es fácil identificar a la población afrodescendiente como extranjeros.

«Comúnmente sufren detenciones arbitrarias por parte de policías, Guardia Nacional”, señala.

Algunos migrantes haitianos aseguran que llevan días durmiendo a la intemperie en Tijuana, ciudad fronteriza donde los albergues están saturados principalmente con centroamericanos y mexicanos. Todos buscan asilo en Estados Unidos.

Dieula Antoine, una haitiana que aspira al asilo estadounidense, aseguró a la VOA que sus compatriotas duermen en la calle. «Los blancos no duermen en la calle, solamente los negros duermen en la calle, no sé por qué”.

¿Cómo aliviar la situación de los migrantes?

Este trabajo, que puso especial atención a los migrantes que no se encuentran en los albergues de la ciudad, también refiere algunas recomendaciones para ​aliviar su situación, como «el fin de cualquier política estadounidense que obligue a los migrantes a regresar o esperar en México y viole la no devolución, así como las medidas adoptadas por los gobiernos de Estados Unidos y México, organizaciones internacionales y civiles».

También sugiere a la sociedad hacer cumplir las leyes de derechos humanos en México, «mejorar el acceso a los servicios y hacer realidad el idioma y la justicia racial.»

El informe se basó en 335 encuestas telefónicas que Espacio Migrante y Haitian Bridge Alliance llevaron a cabo con migrantes y solicitantes de asilo centroamericanos, haitianos y africanos en la primavera de 2020. Además, los investigadores organizaron reuniones de grupos focales con los encuestados y documentaron cambios en las políticas fronterizas desde finales de 2020 hasta julio de 2021, según un comunicado de ambas organizaciones.

* Con la colaboración de Karen Sánchez, desde Bogotá.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here