Enfocado en tres pilares fundamentales, el gobierno de Estados Unidos anunció el viernes un nuevo programa que pretende combatir de raíz el tráfico humano.

El Plan de Acción Nacional para Combatir la Trata de Personas está basado en la prevención del delito y la protección de las víctimas, así como el enjuiciamiento a los criminales por medio de la asociación entre entidades federales y gobiernos que sumen a esta tarea con EE. UU.

Según datos del gobierno estadounidense, al menos 25 millones de personas están sujetas a la trata de personas y el trabajo forzoso en todo el mundo, un negocio que reporta 150.000 millones de dólares en ganancias a los traficantes.

En una llamada con reporteros, funcionarios de alto rango del Gobierno de Estados Unidos esgrimieron que este delito atenta contra la seguridad fronteriza y la economía estadounidenses.

“A medida que continuamos abordando los impulsores agudos y a largo plazo de la migración irregular, debemos asegurarnos de que nuestras vías de inmigración legal brinden alternativas seguras”, indica el texto de una hoja informativa divulgada por Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, en la que se indica que es prioridad de Washington la protección de quienes han experimentado la tarta de personas.

Desde su llegada a la Casa Blanca en enero de 2021, el presidente Joe Biden emprendió un plan para atajar la inmigración irregular, echando abajo algunos de los proyectos de su predecesor Donald Trump, pero ha sido objeto de críticas, debido a la afluencia de miles de inmigrantes, principalmente desde Centroamérica, por la frontera sur del país.

El Plan de Acción también enfatiza la colaboración con los gobiernos estatales y locales, el sector privado y socios no gubernamentales.

Así como el abordar aspectos de los programas de visas de no inmigrante que pueden facilitar la explotación de solicitantes de visas y titulares de visas.

Desde la parte republicana las críticas contra la Casa Blanca se han enfocado en acusaciones de que la administración demócrata ha causado una «crisis migratoria» en Estados Unidos.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here