QUITO – A pesar de las medidas de restricción impuestas por el Gobierno ecuatoriano, durante la Semana Santa, los turistas viajaron a diferentes lugares del país en estos días de descanso.

Aunque se reportó solo un 30% de la ocupación por la reducción de aforos en hoteles, la región amazónica y las playas fueron los lugares favoritos, a pesar de los horarios controlados de apertura.

El turista Carlos Zambrano, quien viajó a la Playa Villamil, señaló: “Salgo a descansar para volver a trabajar nuevamente”.

Aunque se impuso el estado de excepción, por parte del Gobierno, en ocho provincias, algunos ciudadanos no respetaron las medidas, como el toque de queda que rige hasta el 9 de abril.

Norma Siguenza, personal de policía, señaló lo que “en el caso de que incumplan con las reglas y las normas, se procederá con llevarles a la fiscalía”.

La policía tuvo un intenso trabajo durante los días viernes, sábado y domingo de Semana Santa. Desobedecer el toque de queda puede ser castigado hasta con tres años de cárcel según el Código Integral Penal.

Los ciudadanos también visitaron los parques y algunos lo hicieron sin utilizar mascarillas, a pesar de que se encontraban cerrados.

Rita Cajilema, técnica de la Administración Centro en Quito confirmó que se hizo un llamado de atención, debido a que no están utilizando mascarillas. «Es obligatorio” dijo.

Escuche
Ecuador: COVID-19 estado de excepción
00:00 / 00:00

Los ciudadanos, cada vez, acatan menos las restricciones mientras el Comité de Emergencia se declara en sesión permanente desde el 6 de abril, por el aumento de contagios y el desbordamiento de las unidades de cuidados intensivos.

Redacción: Voz de América. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here