Los abogados de Donald Trump comenzaron el viernes a exponer su caso de por qué el expresidente debería ser absuelto de incitar al motín mortal del mes pasado en el Capitolio de Estados Unidos, argumentando que el juicio político fue un acto de «venganza política» de los demócratas.

Se espera que la defensa tome de tres a cuatro horas para argumentar que Trump no fue responsable de incitar el motín del 6 de enero, que envió a los legisladores a luchar por la seguridad y resultó en la muerte de cinco personas, incluido un oficial de policía.

Los abogados de Trump han dicho que su retórica estaba protegida por la garantía de libertad de expresión de la Constitución de Estados Unidos y que los fiscales no habían relacionado directamente las acciones de los alborotadores con Trump.

«El artículo de juicio político ante el Senado es un acto de venganza política injusto y descaradamente inconstitucional», dijo el abogado de Trump, Michael van der Veen, en su argumento de apertura, y agregó que fue una «caza de brujas por motivos políticos» de los demócratas.

Los fiscales demócratas concluyeron su caso el jueves, argumentando que Trump sabía lo que sucedería cuando exhortó a sus partidarios el 6 de enero a marchar hacia el Capitolio y «luchar como el infierno» mientras el Congreso se reunía para certificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre. y que el ex presidente republicano debe rendir cuentas.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here