El Senado estadounidense aprobó el martes de madrugada un paquete de ayuda de 95.300 millones de dólares para Ucrania, Israel y Taiwán, un logro que tomó meses de negociaciones complejas y divisiones políticas en el Partido Republicano sobre la actual política exterior Estados Unidos.

La votación ocurrió después de que un pequeño grupo de republicanos que se oponían a la partida de 60.000 millones de dólares para Ucrania se dirigieron al pleno durante la noche para entregar sus argumentos centrados en que el país debe ocuparse de sus problemas antes de enviar dinero a otros países.

A su vez, otros 22 republicanos votaron al lado de los demócratas para aprobar el plan por 70 votos a favor frente a 29. Los simpatizantes de la medida dijeron que abandonar a Ucrania podría envalentonar al presidente de Rusia, Vladimir Putin, y amenazar la seguridad nacional en todo el planeta.

“Con esta ley, el Senado declara que el liderazgo estadounidense no flaqueará, no fallará, no fracasará”, dijo el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, que trabajó de cerca con el líder republicano Mitch McConnell en el texto final.

La aprobación del paquete en el Senado es una buena noticia para Ucrania ante un desabastecimiento crítico en el campo de batalla.

Futuro incierto

Pero no está claro qué ocurrirá en la Cámara de Representantes, donde es muy probable que republicanos aliados del expresidente Donald Trump cierren filas en contra del proyecto.

Trump, que se perfila como el favorito a tener la candidatura republicana en este año electoral, ha sido un firme crítico de las políticas actuales y el apoyo de la Casa Blanca a Ucrania.

El portavoz de la Cámara de Representantes Mike Johnson puso más dudas durante una declaración horas previas a la aprobación, indicando que no tienen plazo de tiempo para enviar la legislación a la oficina para la firma de Biden, si llegara el caso.

De todos modos, la aprobación en el Senado es visto como un logro de los líderes de ambas cámaras.

“La historia ajusta todas las cuentas”, dijo McConnell. “Y hoy, en cuanto al valor del liderazgo y la fuerza de Estados Unidos, la historia marcará que el Senado no falló”.

En un mensaje directo a sus detractores en un discurso el domingo, McConnell dijo que “los ojos del mundo” estaban posados en el Senado.

¿Para qué es el dinero?

El monto en dólares están encaminados a comprar equipamiento de defensa de fabricación estadounidense, como municiones y sistemas antiaéreos que según las autoridades se necesitan con urgencia ante los bombardeos rusos sobre Ucrania. También incluye 8.000 millones de dólares para el gobierno en Kiev y otras formas de asistencia.

Además, el paquete daría 14.000 millones de dólares para la guerra de Israel con Hamás, 8.000 millones de dólares para Taiwán y socios en el Indopacífico para hacer frente a China y 9.200 millones de dólares para ayuda humanitaria para Gaza.

[Con información de Reuters y AP]

Redacción: Voz de América.