Una mujer que fue condenada a 30 años de prisión y estuvo una década tras las rejas por homicidio agravado al sufrir un aborto involuntario, fue liberada el miércoles en El Salvador.

Elsy, de 38 años y cuyo apellido se mantiene en reserva por las autoridades y la organización, reportó una emergencia obstétrica en junio de 2011 mientras trabajaba como empleada doméstica en el sudeste del país. Fue detenida de inmediato y poco después acusada de homicidio por las autoridades.

Según la organización sin fines de lucro Agrupación Ciudadana por la Despenalización Del Aborto, Elsy es la quinta en ser liberada antes de cumplir su condena por cargos similares desde finales de diciembre del año pasado.

El organismo afirma que el juicio de la mujer estuvo plagado de irregularidades y no se respetó la presunción de inocencia.

Irregularidades que continuaron incluso después de que la Corte Suprema de Justicia acordó conmutar su sentencia y la Oficina del Fiscal General firmó la misma, ya que un tribunal inferior se negó a liberarla.

La presidenta de la agrupación, Morena Herrera, dijo a la Voz de América que la institución que representa también está trabajando para liberar a “otras 13 mujeres que permanecen en prisión” en la misma situación que Elsy.

El Salvador, uno de los país donde el aborto bajo cualquier circunstancia está prohibido, ha procesado y condenado en los últimos 20 años a unas 181 mujeres que sufrieron emergencias obstétricas. La organización de Herrera ha logrado liberar a 61 de ellos desde 2009.

* Con información de Reuters.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here