El papa Francisco instó este miércoles a las partes implicadas en la disputa entre Ucrania y Rusia a examinar sus conciencias ante Dios y a retirar sus amenazas de guerra.

En un llamado al final de su audiencia general semanal, Francisco dijo que estaba dolido y alarmado por los acontecimientos en Ucrania, que según dijo “desacreditan el derecho internacional”.

No hizo referencia a la acumulación de soldados rusos ante las fronteras ucranianas ni al reconocimiento por parte de Moscú de dos zonas rebeldes del este de Ucrania, pero señaló: “Una vez más, la paz de todos se ve amenazada por intereses creados”.

El Vaticano se mueve por una tensa línea diplomática y ecuménica, dados sus esfuerzos por acercarse a la Iglesia Ortodoxa rusa y convocar un segundo encuentro entre el Pontífice y su líder, el patriarca Cirilo.

Francisco pidió a creyentes y no creyentes que el 2 de marzo, Miércoles de Ceniza en el calendario católico, celebren un día de ayuno y oración.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here