El papa Francisco describió este domingo su próxima visita a Mongolia, el primer peregrinaje de un pontífice a esa nación del este de Asia, como una ocasión muy deseada para encontrarse con un pueblo “noble y sabio”.

En palabras a los fieles en la Plaza de San Pedro del Vaticano, Francisco dijo que el viaje también será una oportunidad para acoger a la comunidad católica allí, de la que dijo es “pequeña en número pero dinámica en la fe y grande en caridad”.

El viaje también es una oportunidad “de conocer de cerca a un pueblo noble y sabio”, añadió.

Francisco partirá el jueves y regresará a Roma cuatro días después. Hay menos de 1.500 católicos en Mongolia, uno de los países con menor densidad de población del mundo, con sólo 3,2 millones de personas.

El pontífice dijo que Mongolia tiene una gran tradición religiosa a la que tendrá “el honor de conocer”, especialmente en el contexto de un evento interreligioso el 3 de septiembre.

La mayoría de los habitantes de Mongolia son budistas.

Francisco expresó a los “hermanos y hermanas de Mongolia” que le alegra viajar” para estar entre ustedes como hermano de todos”.

También pidió a los presentes en la Plaza de San Pedro que lo acompañen con sus plegarias durante su viaje.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here